Diseño  Edición Nº 180 

La creación como acto de fe: Romeo Sosa

“A los cinco años sentía que sabía dibujar bien. Con la mirada de hoy entiendo que lo que sabía era observar. Esta capacidad es la que siento como una verdadera […]

“A los cinco años sentía que sabía dibujar bien. Con la mirada de hoy entiendo que lo que sabía era observar. Esta capacidad es la que siento como una verdadera herramienta. Recuerdo que siempre desarmé todo a mi alrededor. Descubrí el tornillo y la poxilina de la mano de mi papá, y eso me trasformó por completo. Mi madre me enseñó a coser con una Singer a pedal a los nueve años, y este saber lo utilizo hasta el día de hoy: hago mis molderías, y coso muchos de los prototipos sólo por diversión. Recuerdo también, como una experiencia de percepción hermosa, el día que rompí una jarra de vidrio bellísima de mi mamá. Ese día no solo descubrí la fragilidad, sino también la motricidad. Mi madre, feliz…
Los materiales son el mundo, ¿y qué es el mundo sino posibilidades? Siempre quiero deconstruir lo que uso, exprimir las características de la materia prima para entender como hacer algo nuevo. Me gusta trabajar con muchos materiales y combinarlos. Descubro cómo se potencian: lo áspero abrazado a lo suave se convierte en asperísimo. En los últimos años me conecté con la cerámica, que básicamente es moler piedras para convertirlas en piedra con otra forma. Es como una metáfora de la deconstrucción y transformación. También trabajo con hierro, madera, vidrio y textiles. Elijo el material de acuerdo a la idea morfológica, pero articulado con una técnica que a veces es invisible y que, probablemente, sea lo más importante. La técnica aplicada es, desde mi punto de vista, la columna principal de una idea.
Hay una parte emocional en esta confirmación, y otra más concreta. Quedarme después de hora terminando algo nuevo -solo para verlo, e irme a casa contento-, lo siento como confirmación a nivel personal. La demanda de la gente que quiere conectar su universo diario con el mío, y quiere un producto de mi estudio, me llena de gratitud. Valoro mucho ese vínculo con las personas a través de lo que hago. De alguna forma es ayudar a construir un marco de vida, de bienestar. Ellos me están abriendo sus puertas, me están dejando entrar. Por eso apunto a un producto de calidad, duradero y confortable. Quiero hacer el objeto favorito de sus casas, y sus casas favoritas”.
Diseñador: Romeo Sosa
Texto: Pablo Sáez 

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $2500 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER