Arquitectura  Diseño  Edición Nº 180 

Casa de Campo para Tres Generaciones

La María tiene 130 años de historia, pero fue adquirida hace décadas por los propietarios actuales con la intención de convertirla en un punto de encuentro familiar. Con la llegada […]

La María tiene 130 años de historia, pero fue adquirida hace décadas por los propietarios actuales con la intención de convertirla en un punto de encuentro familiar. Con la llegada de los primeros nietos fue ampliada y refaccionada por el estudio Maurette Nuñez Construcciones en colaboración con Celina Azpiroz Achával y Grace Devecyan para los espacios interiores. El primer gran cambio estructural consistió en construir un mudroom en el ingreso: “antes entrabas directo al living. En el campo venís de andar a caballo y ahora, en este lugar, te podés sacar el barro y despojarte de botas y camperas”, explican las interioristas. El hall desemboca en un espacio con techos tan altos como los originales y mosaicos graníticos en damero que imitan el piso del casco: “es un mega estar que sectorizamos con muebles hechos a medida para que la familia pueda disfrutar de distintas actividades al mismo tiempo. Hay comedor, sector con mesa de billar y un living más privado con un biombo bajo que genera división virtual”. Separado por una puerta, el comedor original conservó los techos de machimbre y los pisos de pinotea pero se aggiornó con una mesa de lapacho para 22 personas, y sillas de terciopelo azul petróleo.  

Las interioristas Celina Azpiroz Achával y Grace Devecyan diseñaron un mudroom con paredes revestidas en madera de lapacho quemado, que Pablo Ledesma realizó inspirado en una antigua técnica japonesa.
Banqueta Sauce de Aldacour, mesas de Eugenio Aguirre y cortinas de gasa y terciopelo. En el living alfombra de Elementos Argentinos, mesas de Laura O y cuadro de Rubén Grau. PÁG. ANTERIOR: Obras de Rubén Grau sobre la chimenea y en la biblioteca. Los arreglos florales son de Irina Khatsernova.

La prioridad fue mantener la esencia y respetar la arquitectura: “el elemento antiguo está presente en los materiales nobles y las texturas, como los géneros de Ronchamp, pero incorporamos la mirada actual con lámparas de Juan Diciervo, paño negro en la mesa de juego, formas curvas en la mesa con tapa de mármol y alfombra redonda de Elementos Argentinos”. Un pasado que vuelve a ser presente.  

El comedor era parte del casco original pero se actualizó con la mesa de lapacho de siete metros de Pablo Ledesma y sillas tapizadas en terciopelo de Ronchamp. La mulita de cerámica esmaltada es de Desirée De Ridder.

Nota completa disponible en la edición Nº 180.

CREDITOS Estudio Maurette Nuñez Construcciones (arquitectura) 

y Estudio Azpiroz Devecyan (interiorismo)

PH: Pompi Gutnisky

Texto: Marina Aranda

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $2500 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER