Arquitectura  Decoración 

Sistemas dentro del espacio

Tan abierta y versátil como privada, así es la casa de 500 metros cuadrados proyectada principalmente en una sola planta por el estudio González-Poggi, con áreas públicas sectorizadas por el […]

En el espacio frente al comedor, módulo y mesas de lado del estudio Vinocur, poltronas y lámpara de Sierra, sofá de Nosten y lámpara de pie de Mínimo. Living central: sofá de Sierra, mesa auxiliar de Federico Churba, mesa de centro de Nosten, poltronas en cuero de Patricia Lascano Diseño y alfombra de El Espartano.

Tan abierta y versátil como privada, así es la casa de 500 metros cuadrados proyectada principalmente en una sola planta por el estudio González-Poggi, con áreas públicas sectorizadas por el interiorismo de la arquitecta Karina Vinocur que originan distintos sectores. Los cuartos del matrimonio y de su hija están situados en los extremos, y las galerías interrumpidas por patios llenos de plantas y pérgolas de hormigón ofrecen intimidad. “Nuestros sistemas tienen cierto paralelismo y actúan como ‘cajitas’ que resuelven distintas funciones.

El estudio González-Poggi eligió revestimientos de muros en PVC símil madera y piedra San Luis Óxido, pisos en porcelanato italiano y carpinterías en PVC símil madera de Aukot. Sofás y mesa de Sierra, banquetas de Colección Aldacour. Paisajismo de Lucía Schiappapietra y Teresa Rozados.

Empezamos por revestir los muros enfrentados del área social con módulos integrales que alojan bibliotecas, guardarropas y espacio para arte en el comedor y para la tv”, dice Karina. Junto a un tercer módulo dispuesto en el playroom de la planta alta se asocian a las mismas piezas en idéntica paleta de colores la mesa negra, sillas o sofás tapizados en géneros grises texturados y butacones o puffs color suela sobre los pisos de roble de eslavonia de Patagonia Flooring, seleccionados por González-Poggi. El toque de color aparece en el living central donde el sofá semicircular verde sobre la alfombra redonda “funcionan como una gran rotonda a la que se accede desde diferentes puntos. La forma del sillón permite tener una vista circundante”. En el antebaño aparece el cuarto módulo de menor tamaño que convive con la mesada en dekton gris. 

A pesar de que comparten el mismo lenguaje estético, cada sistema tiene una altura y tipología propias “para generar diversidad y poder elegir el ambiente según el tipo de reunión: más informal, más formal o de trabajo”. El gesto más contundente del interiorismo es el sistema de tramas en madera y bronce diseñado por el arquitecto Gonzalo Arbutti, “un elemento artístico y funcional” que separa el ingreso del comedor y la suite del privado. 

Créditos: Karina Vinocur.

Arquitectura Interior Estudio de Arquitectura González-Poggi.

PH: Arq. Daniela Mac Adden.

Texto: Marina Aranda. 

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $20000 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER