Arquitectura  Decoración  EDICIÓN Nº 181 

Escandinavia entre coihues

La escena parece salida de una postal escandinava: rodeada de un bosque frondoso, llama la atención una cabaña rectangular con paredes y techo a dos aguas revestidos en chapa negra. […]

El living y comedor se ubican en el centro de la caja rectangular cuyos ventanales enmarcan el bosque de coihues y permiten el ingreso de luz natural. APERTURA: el par de chaises longue Nave de Estudio Cabeza dan la bienvenida desde la terraza diseñada por Punchi Badessich.

La escena parece salida de una postal escandinava: rodeada de un bosque frondoso, llama la atención una cabaña rectangular con paredes y techo a dos aguas revestidos en chapa negra. Puertas adentro, una estancia cálida y con los objetos justos en clara celebración del estilo hygge. La traducción para quienes no están familiarizados con el concepto estético del momento, sería: muebles de madera, textiles naturales como algodón, lino y lana en colores neutros con toques de amarillo mostaza, mezcla de estampas en alfombras y almohadones, artesanías en cerámica. 

El alma del estilo nórdico es la naturaleza por la tanto la madera está siempre presente, en este caso en los revestimientos de pino elliotis de paredes y techos. En el comedor sillas Eames de Herman Miller, lámparas colgantes de Broca Muebles, tapiz tejido a mano diseño de Azul de Elizalde.

Pero el bosque de coihues revela que la casa no está ubicada en un país nórdico sino en la Patagonia, más precisamente en un terreno cerca del lago Nahuel Huapi en Villa La Angostura, Neuquén. El ideólogo detrás del proyecto, Fernando Guevara, confiesa que la inspiración sobrevino de una casa de fin de semana en Suecia que lo cautivó por sus líneas puras y su funcionalidad. “El estilo escandinavo es increíble. En la adaptación procuré que los pisos de porcelanatto tengan 1×1 metro para definir el ancho sin que haya cortes. Los techos y paredes fueron realizados en chapa prepintada. Además, esta construcción no requiere mantenimiento. Tiene losa radiante, vidrios dobles y aberturas con puente térmico que impiden la condensación. Este invierno ni siquiera tuvimos la necesidad que prender la salamandra”. 

 

El piano no podía faltar ya que varios integrantes de la familia se dedican a la música. Acompañan el sillón Raffles de De Pádova en Milán, silloncito de Broca Muebles, silla matera comprada en el norte argentino, mesas bajas de petiribí, alfombra de Awanay, cuadros de Marcelo Torreta.
El interiorismo nórdico suele usar una paleta de colores neutra y no llena el espacio con objetos sin uso. La cocina se proyectó con un amplio lugar de guardado y en los mismos colores que el resto de la casa: blanco y gris. Pisos de porcelanatto brasilero, amoblamiento realizado en madera de lenga y azulejos estilo subway. La carpintería es de aluminio y la madera del techo, de pino elliotis.

Con el plan inicial de tener un refugio donde instalarse con su familia de octubre a mayo, Fernando encargó la obra al estudio Alric Galíndez y Lloveras y la dirección a Cristóbal Steverlynck. Pero la pandemia retuvo al propietario en el sur, permitiendo acelerar los tiempos de construcción – la casa se terminó en nueve meses- y cambiando los planes de la familia, que descubrió la maravilla de vivir en el paraíso durante todo el año. 

Los dormitorios fueron ubicados en los extremos de la casa en búsqueda de intimidad y para lograr las mejores vistas del paisaje. En el cuarto de invitados, mantas catalanas de Cristian Zuzunaga, sillas Eames de Herman Miller, mesita de Maxalto, alfombra de Zara Home, obra de Luciana Garabello.
La arquitectura de la zona se distingue por las casas de madera con techo a dos aguas y ventanas pequeñas. En este caso, el material estrella es la chapa prepintada. Las líneas verticales de la fachada y del techo le suman textura y encanto visual.

Nota completa en la última edición de D&D Nº 181.

Creditos: Proyecto y documentación Alric Galíndez y Lloveras Arquitectos Research Fernando H. Guevara

PH: Jeremías Thomas 

Texto: Marina Aranda 

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $2900 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER