Arquitectura  Decoración  Diseño  Edición Nº178 

Círculos en la Provenza

A media hora en auto de Saint Tropez, en el corazón de la Provenza, una centenaria finca vinícola abrió recientemente sus puertas al público luego de la reforma y ampliación […]

En uno de los ingresos a UP, apliques de bronce Orebro de la firma irlandesa Mullan Lighting.P.
Aplique Aura Plus de Joan Gaspar, lámpara de pie Theia de Mathias Hahn, sillón del estudio H&P.

A media hora en auto de Saint Tropez, en el corazón de la Provenza, una centenaria finca vinícola abrió recientemente sus puertas al público luego de la reforma y ampliación de sus galpones, en los que se construyeron un hotel boutique con restaurante y centro de cata. Ultimate Provence -UP, por sus siglas en inglés- es el nombre de este lugar proyectado por Emil Humbert y Christophe Poyet del estudio H&P de Mónaco, que imaginaron un interiorismo entreindustrial y urbano, algo inesperado en la campiña francesa. “Combinamos materiales contemporáneos como hormigón -en los pisos- con otros más nobles, como roble, mármol, cuero, terciopelo y bronce, éste último en la chimenea del hall y en los soportes de los artefactos de luz”, explican los arquitectos. La naturaleza salvaje y rocosa del Mediterráneo inspiró la paleta de color: azul, salvia, sepia, amarillo.

En el cuarto, empapelado Shades of Pale de Omexco, sillón Lady Chair de Marco Zanuso, consola Magosia, lámpara de mesa Note de House Doctor, aplique Orebro de Mike Treanor. En el baño, mueble de Duravit, aplique In The Tube de Perrault y Lauriot-Prévost, espejo de Frost, azulejos de Salernes, pisos de la colección Azulej de Patricia Urquiola.

Humbert y Poyet convirtieron el tonel de vino en el leitmotiv, diseñando una verdadera obra desite-specific en la entrada compuesta por decenas de barriles sostenidos del muro por barrales de hierro ondulado. Otra composición de gran impacto visual que alude a la misma forma circular se repite frente a la biblioteca, donde instalaron 16 apliques redondos en la pared. Y no será el último tributo que la dupla rendirá al barril, ya que casi la totalidad de los aparatos de iluminación seleccionados son esféricos. Las mesas auxiliares y taburetes son circulares o cilíndricos, en un juego eterno de geometrías con el protagonista indiscutido de este paraíso.

Banquetas con base de hormigón y asiento de corcho de Wiid Design en el bar. Detrás, los vinos producidos en la bodega UP.
Los arquitectos Christophe Poyet y Emil Humbert, artífices del proyecto.
A ambos lados de las puertas de vidrio que se abren a una de las terrazas, se instalaron los barriles de vino que ambientan la boutique y sala de cata. Los cuatro tipos de lámparas de techo, colgadas a diferentes alturas, corresponden a los modelos Doon, Dodoma, Caltra y Vienna de Mullan Lighting.
Además de las 23 habitaciones, el hotel cuenta con seis estudios y cinco departamentos para hasta cuatro personas, todos con galerías o balcones muy bien equipados: sillas de metal laqueado de la colección Fish & Fish de la arquitecta Paola Navone y una combinación de mesas-escultura de variados materiales, como cerámica esmaltada, madera maciza y metal, todo de Petite Friture y de Jayson Home.
Desde la pileta se obtienen vistas impresionantes del campo de lavanda, el viñedo y el olivar de la finca, que ocupa 46 hectáreas cerca de La Garde-Freinet, en el sur de Francia. El piso de la pileta es de piedra de Santo Tirso, Portugal.

Texto: Marina Aranda.

Fotos: Estudio H&P.

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $1750 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER