Arquitectura  Diseño  Edición Nº184 

UN MISMO PROYECTO EN DOS TIEMPOS

Oski y Daniela estaban recién recibidos de arquitectos por la Universidad de La Plata y él ya colaboraba en el estudio de Clorindo cuando les llegó su primer encargo en […]

Daniela Mac Adden y Oski Lorenti.

Oski y Daniela estaban recién recibidos de arquitectos por la Universidad de La Plata y él ya colaboraba en el estudio de Clorindo cuando les llegó su primer encargo en conjunto, una casa para los padres de Daniela en un terreno en City Bell. “Clorindo nos ayudó a resolver algunos temas”, recuerda la actual directora de fotografía de D&D. La primera imagen que evocaron para el proyecto fue la “casa pampeana”, con sus techos a dos aguas y un volumen principal abierto a la galería como espacio de relación con el parque. En ambos extremos ubicarían, por un lado, la suite y el vestidor y, por el otro, los servicios. “Si la temperatura sube, con dos o tres rejillas en los tímpanos de los muros puede salir el calor del verano muy fácilmente”, pensaron los arquitectos. La obra resultó un éxito. 

A la casa se accede por una puerta azul. Un cubo separa el interior de la calle. El proyecto esconde un atractivo juego geométrico en el que la rotación de la cumbrera del galpón -levantado sobre la galería- genera una variación en las alturas de los techos de los cuartos.

Quince años después la casa quedó disponible para que ambos imaginaran una ampliación que les permitiera habitarla con sus dos hijos adolescentes. Otro proyecto, una nueva imagen, esta vez el “galpón de chapa” también con techo a dos aguas que se construyó a un metro de distancia de la “casa pampeana” pero levantado en altura sobre la galería. Una idea sorprendente e interesante, que hoy posibilita la entrada de luz a la casa original y permite a la familia disfrutar de la galería durante todo el año. Es precisamente allí, en la galería, donde sobresale parte de la instalación Apuntalamiento, que Clorindo Testa exhibió en varias oportunidades a lo largo de su carrera como arquitecto y artista visual. “Cuando desarmaron la obra no había lugar en el estudio para guardarla, entonces la dividieron en partes, una para Oski, otra para su socio Juan y la tercera para la Fundación. El mejor lugar que encontramos para exhibirla fue la galería”. Una idea que Clorindo seguramente celebraría. 

Los muebles escandinavos, como el icónico Lounge Chair de Charles y Ray Eames, pertenecieron a la familia de los arquitectos, quienes además diseñaron la mesa de libros a “una altura ideal para alcanzarlos desde el sillón”. Lámpara de pie Galilea de Pascual Salvador, cortinas de lino, mesa con tapa de mármol.
Los arquitectos diseñaron la mesa a partir de una pieza de madera maciza de cedro que se apoya sobre dos caballetes de mesa de dibujo. Taburete Mariposa del diseñador Sori Yanagi.
La premisa del primer proyecto consistió en generar espacios integrados y con vista al parque. La vivienda tiene muy pocos muebles, “la vamos ‘vistiendo’ con el uso y de acuerdo a nuestras necesidades”, dice Daniela. Comedor: sillas Moller del ebanista Niels Otto Moller y la lámpara Funi del diseñador catalán Teixedo.
En la nueva construcción en planta alta se ubican el estudio y las suites de Lucio y Mora, los hijos de los dueños, quienes además diseñaron los escritorios y la lámpara; banco de madera maciza de Sticotti.
Vista del nuevo volumen construido en hormigón a un metro de distancia de la casa original. La galería también sirve de garage para la Vespa de Oski.

Nota completa disponible en la edición impresa de D&D Nº184.

CREDITO: Estudio Arq. Oski Lorenti y Interiorismo Arq. Daniela Mac Adden.

PH: Arq. Daniela Mac Adden.

Texto: Marina Aranda.

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $6000 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER