Arte  Inspiraciones 

Yamandú Canosa

Las fronteras del lugar Yamandú Canosa nació en Montevideo, en 1954. En la década del setenta empezó a estudiar arquitectura mientras organizaba sus primeras exposiciones individuales, trasladándose años más tarde […]

Las fronteras del lugar

Yamandú Canosa nació en Montevideo, en 1954. En la década del setenta empezó a estudiar arquitectura mientras organizaba sus primeras exposiciones individuales, trasladándose años más tarde a Barcelona, donde se radicaría definitivamente. Es allí donde surge gran parte de su trabajo inspirado en la memoria y la identidad. Sus obras combinan dibujos, pinturas, fotografías y arte mural, logrando piezas de alto impacto. En 2007 ganó el Premio Pedro Figari,  y por una exposición retrospectiva que realizó en 2011 en la Fundación Suñol de Barcelona, su proyecto La Casa empática fue seleccionado para representar a Uruguay en la próxima Bienal de Venecia, uno de los eventos culturales más importantes del mundo.

Edie, American girl, de Jean Stein y George Plimpton ( Circe Editorial) “Soy muy mal lector de narrativas, salvo en contadas excepciones, por eso con los años me fui interesando más por los ensayos y biografías, ya que dan la posibilidad de espiar la historia desde las entrañas de sus protagonistas.  Edie me provocó decenas de obras. La estupenda biografía de la musa de Warhol describe el ambiente del Chelsea Hotel de New York a mediados de la década del sesenta, donde decenas de personajes vivían al borde de la experiencia. Este libro fue génesis del proyecto Hotel Nada (1991-1993), en el que los títulos de las obras eran números de habitaciones”.

 

Expedición de Fridtjof Nansen al Ártico (1893-1896) “El explorador, científico y diplomático noruego Fridtjof Nansen quería llegar al Polo Norte en el Fram, un barco diseñado como una cápsula capaz de resistir la presión del hielo sobre su casco. El plan era internarse en el Ártico hasta que el hielo atrapara la nave, con la hipótesis de que la recién descubierta deriva de la banquisa de hielo, arrastrada por la corriente, lo llevara hasta el Polo Norte. El plan fracasó. Al año, Nansen abandonó a sus compañeros y, junto con Fredrik Hjalmar intentó llegar al objetivo en trineo, tirado por perros. También fracasaron y se vieron obligados a sobrevivir dos inviernos en el desierto helado, toda una hazaña. El Fram tardó dos años en liberarse de los hielos que lo atrapaban. El destino quiso que en 1896, el mismo día que el barco llegaba sano y salvo a un puerto en el norte de Rusia, Nansen y Hjalmar llegaran al mismo puerto a bordo de un barco inglés que los había rescatado por azar. La experiencia vital de estos dos personajes expuestos a la soledad del mar helado me inspiró la escritura de un cuento, Ser al Norte”.

Arte Minimal, Colección Panza. “En 1988 se realizó en el Museo Reina Sofía de Madrid la exposición de la colección de Giuseppe Panza di Biumo y su esposa Giovanna, la más importante del minimalismo. Para este movimiento el arte debería ser autorreferencial, no evocar ningún aspecto u objeto físico o emocional de la realidad o de la experiencia. Para mí fue el detonante de un sitio desde donde pensar el arte y comprender el lenguaje como un paisaje a recorrer. Ahora recuerdo mi recorrido por la salas del museo como una performance, como una expedición a los límites del lenguaje, que es paisaje, a los límites del nombrar”.

Balneario Las Flores, Maldonado “Esos tres kilómetros que unen Las Flores y Playa Verde son mi lugar en el mundo. Ahí veraneaba de niño y adolescente. Ubicado al pie de la Sierra de Las Ánimas, su playa está llena de cantos rodados, algas y aves de todo tipo. En ese territorio de lejanías, la llanura del mar se extiende campo adentro. La tierra se ondula suave como las olas, es una geografía apenas adjetivada. Nada distrae al horizonte. En Playa Verde tenía su casa la poetisa Amanda Berenguer, de la que fui amigo. En el verano de 1972 escribió En el tiempo que dura un poniente sobre el mar, Composición de lugar, un poemario central en mi imaginario y en la gramática de mis instalaciones”.

Cartel estacionamiento tarifado.

Los carteles de parkings de la Ciudad Vieja “La retórica del Sur nos lleva a escribir Hay lugar / No hay lugar para decir que el parking está libre o completo. A partir de esta construcción de lenguaje -y de la imagen de estos carteles-, hace unos años empecé a trabajar en una serie sobre la construcción del lugar, ese espacio emocional, complejo y mestizo que la experiencia de un migrante hace y rehace constantemente. El lugar habla siempre de un mundo sin fronteras, abierto e inclusivo. En 2012 presenté la instalación  Hay lugar en la 1ª Bienal de Montevideo, y hace poco realicé una instalación mural con estos carteles en Barcelona. Algunos de ellos se integrarán al proyecto para el Pabellón de Uruguay en la 58ª Bienal de Venecia,  en mayo de 2019”.

POR María Jimena Sampataro

Retrato Marcelo Insaurralde

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $960 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER