Diseño 

La grandeza de las pequeñas ideas

ALTAS DOSIS DE IMAGINACIÓN PARA HACER PROEZAS CON LO QUE TIENEN. ESO ES LO QUE DEFINE A ESTOS PROFESIONALES QUE, DESDE DIFERENTES RUBROS – MOBILIARIO, LUMINARIAS, INDUMENTARIA, GADGEST Y GOLOSINAS […]

ALTAS DOSIS DE IMAGINACIÓN PARA HACER PROEZAS CON LO QUE TIENEN. ESO ES LO QUE DEFINE A ESTOS PROFESIONALES QUE, DESDE DIFERENTES RUBROS – MOBILIARIO, LUMINARIAS, INDUMENTARIA, GADGEST Y GOLOSINAS – MUESTRAN CÓMO ES POSIBLE PROYECTARSE AL MUNDO CON LOS RECURSOS Y TECNOLOGÍAS DISPONIBLES. UN DISEÑO QUE NO SIGUE LA TENDENCIA, SINO LA ESENCIA QUE HACE A LA DIFERENCIA.

Por  Luján Cambariere

La silla que conquista al mundo

Hace años que el salteño Francisco Gómez Paz triunfa en Milán. No sólo le vende sus diseños a firmas como Danese, Driade, Artemide, Luceplan, Olivetti y Sector, sino que ha recibido premios como el italianísimo Compasso d’Oro y el Red Dot. Hoy es noticia por una silla cuya mecánica revoluciona el paradigma de la fabricación. “Nunca imaginé que la impresión 3D me permitiría volver a mis raíces. Por eso bauticé a este proyecto Eutopía, porque combina la cuarta revolución industrial (la 4.0), la del movimiento maker y mi visión para lograr un producto que no es ni industrial ni artesanal, sino que va del diseñador al cliente, saltando a la industria. No es una utopía, sino un ideal posible” detalla. La silla fue proyectada en toda su complejidad objetual y productiva para ser fabricada en serie, utilizando tecnologías flexibles como el corte láser, el control numérico y la impresión 3D, todo en el laboratorio de su estudio, Salta. Una maravilla que pesa sólo 1800 gramos y soporta cien kilos.

La dupla Leko

Leandro Leccese y José Domínguez fundaron Leko, una firma que ya visitó Milán. El escritorio Didrik, de cuerpo de chapa y madera de lenga de la Patagonia, con contenedor de objetos personales y cables debajo del plano de trabajo, nació de la necesidad de equipar sus propios espacios. A este siguió la luminaria Eiko para el escritorio, realizada con perfilería estandard de aluminio y resuelta con procesos simples. Además de una simpática alcancía martillo que cuando se llena es muy fácil de romperse a sí misma. Es de gres, y mango de lenga. “Que sean lindos sin seguir los vaivenes de la moda. Actuales, atemporales, lo suficientemente particulares como para no ser confundidos, universales para llegar a la mayor cantidad de gente, ingeniosos. Que en eso radique su belleza. Objetos funcionales y dinámicos que se adaptan y se ponen a disposición de las personas. Sustentables, pero en el verdadero sentido, perdurables y que embellezcan con el paso del tiempo. Nos gusta que nuestros objetos hablen por nosotros” concluyen.

 

Familia de Luz

Durante muchos años Martín Wolfson trabajó con Diana Cabeza, pero hace un tiempo creó una colección de lámparas junto al ingeniero Martín Freijo. “Con el modelo de pie Hit-Hat, manufacturado en pequeñas series, dimos nuestros primeros pasos. Éramos una empresa con un monoproducto armado en nuestras casas, cargándolas en el auto, llevándolas en persona a los locales. De a poco fuimos buscando y desarrollando proveedores para cada pieza, e incorporando mejoras para que cada nueva serie superara a la anterior”, cuenta Wolfson. La colección se completa con piezas de techo, pie, veladores y desarrollos especiales para empresas. “Jugamos con ciertos detalles, por ejemplo, las colgantes llevan un acrílico termoformado arenado que hace de difusor y genera un filo de luz que le da una terminación sutil, agregando valor a la pieza. Buscas la lamparita, y no la ves”.

 

 

 

Los Bondi

Eugenio Gómez Llambi e Iván López Prystajko comenzaron en 2008 a jugar con recursos y temáticas bien argentinas. Diseñadores industriales (egresados de la UBA), en octubre presentarán sus desarrollos en el Museo Nacional de Arte Decorativo. Los sillones capitoné urbanos de hormigón armado y aluminio anodizado, como el Banco Buenos Aires o el Mr. Banquito, se encuentran en toda la ciudad. Pero tienen una larga lista de ingeniosas creaciones, como una reedición de la silla Plaka del arquitecto Ricardo Blanco, hieleras que hacen pensar (con la forma de las Islas Malvinas), además de un Parrichango con la genial oportunidad del ‘Hágalo usted mismo’ (desde su página Web) y cestos de basura transformados en macetas. “Ese no sé qué de las calles porteñas, la vida en los espacios públicos, la ciudad usada, intervenida, nos motiva desde siempre. Pasamos horas observando costumbres y objetos. El proyecto se basa en la generación expresiva de productos de consumo. En la singularidad de lo cotidiano, que para nosotros consiste en oscurecer la forma, aumentar la dificultad y la duración de la percepción con el fin de denotar la existencia de otros mundos posibles, de otras esferas de pensamiento distintas a las preestablecidas”.

 

El Willy Wonka argentino
Muchos de los que eligen carreras proyectuales lo hacen para alimentar a su niño interior. Ignacio Pilotto es quizás el mejor ejemplo. Egresado de la Universidad Nacional de Córdoba, comenzó de manera autogestiva diseñando gadgets para empresas internacionales como Fred and Friends de Estados Unidos, e Imm Living de Canadá. Las cucharas de madera Mix Stix para cacerolazos, el matamoscas Swatter + Tweezers que incorpora en una sola pieza paleta matainsectos y pinza para recogerlos, el Rubitone para el que combinó al famoso cubo Rubik con la firma Pantone, o la taza Cortado con guarda en forma de línea de corte indicando la medida de café y leche a utilizar. En los últimos años logró concretar otro sueño: trabajar en Arcor. Desde la gerencia de innovación, investigación y desarrollo es el responsable de crear gomitas con formas de animales, palitos de helados, juguetes y contenedores especiales para caramelos, entre otras golosinas y productos.

Auspician

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $960 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER