Arquitectura  Diseño  Edición Nº 188 

Una viajera arriesgada

En pleno barrio de Salamanca, Madrid, se encuentra este estudio de 90 m2, anteriormente edificio de oficinas. El pedido de la comitente, una mujer profesional que viaja todo el tiempo, […]

 Las butacas son de Mad Chair de Poliform, sillas Tulip de Eero Saarinen para Knoll de Naharro, alfombra blanca y negra diseño de Manuel Espejo para Kaymanta, muranos de Judith San Quintin y alfombra Amarilla de Kilombo Home.
Aplique de pared de Mapswonder, elegida por su valor escultórico, con contenido retro, que además de iluminar la zona más importante de la casa, valoriza y realza.

En pleno barrio de Salamanca, Madrid, se encuentra este estudio de 90 m2, anteriormente edificio de oficinas. El pedido de la comitente, una mujer profesional que viaja todo el tiempo, era priorizar practicidad y comodidad, aprovechando al máximo la luz natural. El estudio Rebuelta Domecq decidió hacer una reforma integral y conectar espacios desde lo visual y funcional, para que los recorridos fueran fáciles e intuitivos. 

El baño tiene un diseño neutro y busca realzar la belleza del mármol portugués, elegido para la grifería encastrada. Los muranos son de Judith San Quintin, las griferías de Irónico.

“A nivel estético quisimos que la casa representara a su dueña, viajera y curiosa. Desde el primer momento nos dejó jugar con colores, contrastes e incluir piezas más arriesgadas, que acentuaran la decoración como la mesa roja o la biblioteca que conecta el cuarto principal con el living. Nos inspiramos en el minimalismo belga para el continente y para el mobiliario, y el uso del color así como las formas, en la Silver House de India Mahdavi”, cuentan Almudena y Cristina, arquitectas, hermanas y directoras del estudio. 

La mesa de comedor fue diseñada en detalle, de funciones múltiples para reuniones, comidas y trabajo. La cocina está totalmente integrada y continua su concepto en los paneles propuestos para los otros ambientes. Sillas Tulip de Eero Saarinen para Knoll de Naharro, muranos de Judith San Quintín, mesa por Estudio Rebuelta en cuarcita Madai y aplique de pared de Mapswonder.

En el centro de la casa se sitúa el espacio que conecta a todos los ambientes, hilo conductor del proyecto y el más luminoso. A cada lado, el cuarto principal, comunicado mediante un pasillo con biblioteca. El frente, totalmente panelado con armarios para guardado, se integra al baño. “El mayor desafío fue solucionar el techo. Queríamos ganar altura y a la vez integrar todas las instalaciones. Apostamos por hacer en cada estancia unas bandejas con tabica inclinada, tipo techo portugués, empapeladas con papel a rayas en tonos de la pared. Utilizamos perfiles negros para remarcarlos” explican.

El esquema de la casa es sencillo, con pocos elementos pero seleccionados minuciosamente. Un continente neutro, en el que el color piedra es protagonista, se combina con el colorido vibrante y texturas en el mobiliario creando una composición muy visual.

CREDITOS Estudio Rebuelta Domecq.

PH: FHE Fotografía.

Texto: Pablo Sáez.

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $15000 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER