Arquitectura  Diseño  EDICIÓN Nº 181 

Tributo a una amistad

La casa de aquella esquina en el barrio de Olivos, de marcado estilo inglés, estuvo varios años abandonada. La vegetación crecía libre y exuberante hasta que un día, a pedido […]

El estudio trabajó en la ampliación de la pileta junto a Superpools y sumó un deck de Lajas San Luis.

La casa de aquella esquina en el barrio de Olivos, de marcado estilo inglés, estuvo varios años abandonada. La vegetación crecía libre y exuberante hasta que un día, a pedido de los nuevos propietarios, Gabriela Barrionuevo y Adriana Sierchuk aparecieron con sus planos y la ilusión de devolverle su esplendor.

En un interesante contrapunto con la arquitectura clásica, el diseño interior se resolvió con muebles contemporáneos de Habito: sofá Luke, poltronas trenzadas Leia, mesas Hernán y Nina.
Molduras, carpinterías de madera, mosaicos en damero y parqué de roble en el comedor. Los pisos fueron restaurados, pulidos y vitrificados en un trabajo conjunto entre el estudio y Carpintería Rossi. En el comedor, cortinas de Sin Almidón; mesa, sillas con apoyabrazos Rey y lámparas Dagobah de Habito.

Las ventajas que presentaba la construcción de 1934 eran significativas: buena arquitectura, paredes en piedra París, pisos de parqué y mosaicos en damero, carpinterías de madera. Fue necesario realizar una intervención artesanal que incluyó la reparación de tejas, ventanas y postigos; reemplazo de piezas faltantes en los pisos -que además fueron pulidos y vitrificados- y la renovación de instalación eléctrica y desagües.

El círculo es el sello del estudio Barrionuevo-Sierchuk y las ventanas redondas aparecen en todas sus obras. En esta reforma dejaron su impronta en el escritorio, en el que incorporaron una de estas ventanas a la fachada. Los pisos son de pinotea, bibliotecas de Habito y lámpara de Solsken.
“Todos los ambientes quedaron de época menos la cocina y los baños” dice Gabriela, quien remodeló la casa junto al Estudio Zona Zero. Mesada, alzada e isla realizadas con placas de neolith de De Stefano. Cortinas Hunter Douglas de Tecno Design, picaportes de Galo, electrodomésticos de Smeg.
El área de cocina y lavadero posee equipamiento de madera realizado por Cato Cocinas, pisos de Tundra Grey de De Stefano y mesa de lapacho diseño del estudio junto a Carpintería Rossi, tres decisiones estéticas que prolongan el tono de la madera. La lámpara es de La Feliz.

“No tocamos la carcasa, pero en el interior desarrollamos una caja blanca con mucha luz y diseño contemporáneo, como si fuera un loft en Londres”, explica Gabriela. La intervención más profunda se realizó en la cocina, los baños y en la planta alta, donde se reformularon los espacios para adaptarlos a las necesidades de los dueños. Como en todos sus proyectos, además de la reforma y el interiorismo, también diseñaron el espacio exterior. “La pileta ya existía, pero decidimos agrandarla y agregarle venecitas. Rescatamos las palmeras y otros árboles valiosos e incorporamos rosas, lavandas y salvias”, recuerda. 

En el cuarto principal, pisos de pinotea restaurados y poltrona Alderaan de Habito. La propiedad estaba abandonada, pero durante casi 100 años fue residencia de Carlos Di Sarli, reconocido compositor de tango, director de orquesta y pianista argentino.
El plano de la planta alta tenía tres cuartos, dos baños y un espacio abierto para la televisión. Se decidió redistribuir la superficie y proyectar un dormitorio en suite con vestidor –por Carpintería Rossi- y un segundo cuarto que comparte baño con el cuarto de tv. El tercer baño está en la planta baja.

La obra tiene un significado especial. Es el último proyecto que compartió con Adriana, su amiga y socia durante 36 años, fallecida en 2020. “Ella eligió los muebles con los dueños, que también sintieron mucho su partida. Me encanta que la casa de Olivos esté en D&D porque para Adriana era muy importante la revista. Es una linda manera de honrarla”.

En el baño, paredes estucadas y revestimientos Tundra Grey de De Stefano.
El paisajismo quedó en manos de Barrionuevo-Sierchuk Arquitectas y Janet Liberman. Desde la cocina nace un deck de madera que se prolonga hasta el lugar de la parrilla y pileta, donde se colocaron muebles y macetas de Coin Vert.

Credito: Estudio Barrionuevo Sierchuk Arquitectas

Fotos: Alejandro Peral.

Texto: Marina Aranda. 

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $2900 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER