Arquitectura  Diseño  EDICIÓN Nº 181 

California Dreamin

“Afortunadamente no paro de soñar, tanto que todo termina materializándose. Sueño con seguir en paz y tener tiempo para pintar. Con construir escuelas, una iglesia y lanzar una línea de […]

“Palm Springs es un sitio para divertirse, donde puedes permitirte usar los colores y wallpapers clásicos de la época dorada de Hollywood”, dice Echenike. Las alfombras vintage son de Afganistán, Turquía, Marruecos, India e Irán. Antes de la reforma predominaban los colores marrones, beige y el rojo de las tejas.
Echenike seleccionó piezas de los años cincuenta, sesenta y setenta en tiendas especializadas, mercados de pulgas e Internet. “Son elegantes, funcionales y discretos. Me paso días buscando en la Web. He incorporado los diferentes estilos de todos los lugares donde viví, por eso el resultado final es ecléctico”.

“Afortunadamente no paro de soñar, tanto que todo termina materializándose. Sueño con seguir en paz y tener tiempo para pintar. Con construir escuelas, una iglesia y lanzar una línea de accesorios. Sueño con un mundo mejor. Sueño con recorrer el planeta y viajar a la luna”. No resultaría raro que Javier Echenike termine cumpliendo esas fantasías, teniendo en cuenta que a sus 51 años ya se dedicó a la publicidad, a las artes plásticas y al diseño de interiores, jardines, wallpapers y anillos de plata. Incluso ideó un restaurante en Lisboa. Desde que dejó su Madrid natal vivió en ocho ciudades de Europa, Estados Unidos y Sudamérica -en Buenos Aires- y actualmente reside en Palm Springs, donde se ocupa de proyectos de arquitectura e interiorismo. “De esta ciudad me atrapó su arquitectura. Las casas fueron diseñadas por Richard Neutra, Albert Frey y otros tantos prestigiosos profesionales contratados por las estrellas que buscaban descansar del ritmo frenético de Hollywood”.

Uno de los cuartos de la propiedad fue convertido en escritorio con puerta de ingreso independiente. Mesa de Herman Miller, silla de Milo Baughman y empapelado de Egg & Dart Textiles. “Prefiero piezas bajas no voluminosas y ambientes sin demasiados obstáculos. De esta forma el espacio se duplica”.

A pedido de unos clientes productores de cine transformó radicalmente Casa Vía Lazo, que pasó del estilo español -ventanas pequeñas, techos de tejas, galerías con arcos y cornisas- a una impactante residencia mid-century con amplios ventanales e inundada de luz. “La vivienda está en un área de protección histórica, por lo tanto tuvimos que lograr la aprobación del Departamento de Arquitectura de California. De la edificación original sólo quedaron los cimientos y el techo: llenamos 44 contenedores de escombros y 25 toneladas de cemento. Al eliminar tanto concreto, pasillos estrechos y puertas, parece el doble de grande”. Los interiores y el paisajismo también llevan la firma de Echenike, que seguramente alguna vez también soñó con estar cerca de los grandes nombres de la arquitectura.

El cuarto en suite tiene chimenea y jardín con jacuzzi. “En invierno puedes estar en la pileta a la mañana y encender la chimenea a la noche. Los veranos son muy calurosos”. Las vistas a las montañas de San Jacinto son espectaculares.
En el baño, pisos de mármol de Carrara con zócalos altos y azulejos con juntas en azul oscuro. A la pileta original cambió el revestimiento de color negro por una terminación azul, y seleccionó azulejos grises para reemplazar los mosaicos del perímetro. “Ahora sí dan ganas de darse un chapuzón”.
Los tiradores de los muebles son de porcelana azul cobalto y blanco con el dibujo de un ojo, que simboliza el estilo de Echenike. El empapelado de Paola Navone “fue amor a primera vista”. Los cilindros del techo “son esculturales” y están a tono con la estética de la década de los setenta, cuando fue construida la casa.

Los tiradores de los muebles son de porcelana azul cobalto y blanco con el dibujo de un ojo, que simboliza el estilo de Echenike. El empapelado de Paola Navone “fue amor a primera vista”. Los cilindros del techo “son esculturales” y están a tono con la estética de la década de los setenta, cuando fue construida la casa.
El creador de este proyecto, Javier Echenique, luciendo una camisa que pintó a mano y  brazalete de plata de diseño propio. PH: Chris Lopez Studio

Conocé mejor a Javier Echenique escuchando este podcast:

 

Crédito: Estudio Echenike Designers.

PH: Daniel Chavkin.

Texto: Marina Aranda.

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $2900 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER