Diseño  Edición Nº 183 

Malabaristas del arte: JULIETA IACONO

Siempre el detrás de escena revela un camino de disciplina, constancia y método. Desarrollar la propia poética es un trabajo de voluntad y encuentro azaroso. Tres creativas nos hablan del […]

Siempre el detrás de escena revela un camino de disciplina, constancia y método. Desarrollar la propia poética es un trabajo de voluntad y encuentro azaroso. Tres creativas nos hablan del origen de sus obras y cómo gestionan su tiempo para ocuparse también del marketing y las ventas. 

Desde siempre paso más horas en el taller que en mi casa, aunque tenga un pequeño espacio de trabajo donde sea que viva. Estar en constante contacto con los materiales y las herramientas me inspira a probar, a hacer. Explorar las diferentes materialidades, sus aplicaciones y la observación continua de los espacios circundantes y elementos que me rodean son clave para producir una pieza. Entender sus dimensiones para luego desarticularlo, deconstruirlo y tomar mis propias decisiones estéticas y narrativas. Me inquieta el replanteo constante de los artilugios que nos rodean. Una pregunta recurrente que suelo hacerme: ¿qué relación tenemos con el objeto cotidiano, tan conocido, tangible y a la mano, pero a la vez nunca cuestionado? Mi búsqueda está basada en la observación y en cómo esta misma puede transformarnos. Momentos precisos y estáticos que pueden llegar a ser eternos.

La gestión del tiempo suele costarme bastante, porque cuando me siento a construir una pieza, todo parece ponerse en pausa; aunque trato de tener un calendario con objetivos, sobre todo cuando hay un deadline. Intento ser muy ordenada y metódica: desglose, diseño, despiece, construcción, finish. No me importa rehacer un elemento muchas veces si no está a la altura de mis expectativas, lo cual me hace re-pensar qué tan buena soy gestionando el tiempo.

Cuando trabajaba en publicidad nunca me tocó hacer marketing ni promocionar ventas. Sí, era muy consciente de las necesidades de cada proyecto y cada cliente. Esto me ayudó a aprender procesos de producción que ahora sirven en esta nueva etapa, haciendo obra propia, por lo cual me resulta una incógnita cómo será la relación entre estas nuevas piezas más conceptuales y los observadores.

www.julietaiacono.com   @julieta__iacono

Texto: Pablo Sáez.

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $6000 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER