Arquitectura  EDICIÓN Nº 177 

La Conquista del Interior

A doce kilómetros de San Miguel de Tucumán, rodeado de una exhuberante vegetación subtropical, y con una vista privilegiada del cerro San Javier, el barrio Los Olivos, en Yerba Buena, […]

Arquitecto e interiorista, Carlos Galli proyectó una casa con tres patios internos y mucha transparencia para integrar las montañas y los colores de la naturaleza en uno de los barrios más lindos de Tucumán.
Obra de Charles Vuillermet y muebles de La Compañía en el comedor. Las poltronas, junto con otra pintura del mismo artista, dan color al living.

A doce kilómetros de San Miguel de Tucumán, rodeado de una exhuberante vegetación subtropical, y con una vista privilegiada del cerro San Javier, el barrio Los Olivos, en Yerba Buena, fue el lugar elegido por un matrimonio con un hijo para construir su paraíso dentro del paraíso. Y quién mejor que el arquitecto Carlos Galli para materializarlo, pensaron, a quien ya conocían hacía tiempo por ser clientes de La Compañía, su firma que este año celebra 40 años de trayectoria.

“No creo en la decoración, sino en ambientar la arquitectura. Para lograrlo diseñamos muebles de estilo clásico y con identidad: menos es más. Si a eso le sumamos una buena iluminación, el resultado es perfecto’, dice Galli.

“Para darle privacidad a los ambientes creamos cortinas verdes con jazmines que trepan por los tensores. Su perfume es espectacular”, dice la paisajista a cargo. En la galería, muebles de Constanza Williams, y en la cocina son de Katz Tucumán. La galería es el corazón de la casa y ofrece las mejores vistas del jardín principal, con rosas, lavandas, salvias y jazmines; en el fondo se ve el cerro San Javier, ícono de San Miguel de Tucumán.


Con el paisaje como protagonista absoluto, Galli propuso una caja transparente con living, comedor y cocina integrados, más tres patios internos. Teniendo en cuenta que es una zona sísmica, incorporó el hormigón a la construcción, que quedó a la vista. Los pisos de roble compensan la calidez. “En el verano hace mucho calor y como los dueños son muy sociables, los espacios tienen puertas corredizas que conectan fácilmente a la galería y jardín”.

Texto: Marina Aranda.

FOTOS Sebastián Alcover.

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $1750 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER