3x1 

3×1: Clorindo Testa

3 edificios 1 arquitecto. Para celebrar el Día Mundial de la Arquitectura, inauguramos esta nueva sección web conmemorando al gran Clorindo Testa junto a Jacques Bedel. “Clorindo era discreto, austero, […]

3 edificios 1 arquitecto. Para celebrar el Día Mundial de la Arquitectura, inauguramos esta nueva sección web conmemorando al gran Clorindo Testa junto a Jacques Bedel.

PH: Daniela Mac Adden

“Clorindo era discreto, austero, hedonista y dotado de un refinamiento intelectual asombroso. Tenía un discurso sencillo, crítico y con un gran sentido del humor que mezclaba constantemente con cuentos y anécdotas  y con el que por supuesto, convencía indefectiblemente a clientes, socios y amigos. Parecía distraído pero era vivísimo. Nada se le escapaba ni olvidaba.

Como arquitecto y artista era un creador con una visión estética espontánea y muy original, absolutamente convencido de lo que hacía. Procesaba las ideas mirando un punto fijo por largo tiempo, inmóvil. Luego las desparramaba con una fluidez que daba envidia. Definitivamente, un personaje irrepetible” así lo recuerda Jacques Bedel a su amigo y colega Clorindo Testa. El prestigioso arquitecto ítalo-argentino nació el 10 de diciembre de 1923 en Nápoles, pero llegó a Buenos Aires con tan sólo meses de edad. Se graduó en arquitectura en la Universidad de Buenos Aires y a los pocos años de comenzar su carrera profesional ya era reconocido por su trabajo. Innovador, creativo, es uno de los grandes referentes de la arquitectura brutalista en el país con diferentes construcciones que son reconocidas a nivel mundial por su originalidad.

Testa jamás se retiró, una de sus últimas obras fue el campus de la Universidad de Tres de Febrero.

1. Banco de Londres: luego de ganar el concurso del Banco de Londres y América del Sur (1959-1966), actualmente Banco Hipotecario, es cuando empieza a experimentar con el hormigón remarcando el carácter escultórico y los volúmenes arquitectónicos que se le daban manejando este tipo de material. Ubicado en la calle Reconquista 101, pleno corazón del centro financiero, se desarrolló de una manera sumamente vanguardista con referencias al brutalismo, sin embargo una de las cosas que más llama la atención es su adaptación con el entorno de estilo más clásico. Los juegos geométricos que se dibujan sobre el hormigón de diversos tamaños no sólo cubren los cristales sino que además generan un juego de contrastes sobre la fachada que nunca pasa desapercibida. Realizado en colaboración con el estudio de SEPRA formado por los arquitectos Sánchez Elía, Peralta Ramos y Agostini, tiene tanta relevancia para la arquitectura nacional que forma parte de La Noche de los Museos y Open House para que todos los ciudadanos puedan apreciarlo.

2. Biblioteca Nacional: es la más importante de Latinoamérica. Situada en Agüero 2502, es un proyecto que resultó ganador del concurso que se lanzó en 1961 en el que Clorindo Testa participó junto a Francisco Bullrich y Alicia Cazzaniga. Los depósitos debían ser expansibles, había que respetar el espacio público y dejar espacios abiertos al nivel de planta baja. Testa pensó en un mastodonte, los pilares de hormigón serían las cuatro patas y la estructura el cuerpo. Así los depósitos quedarían bajo tierra y las salas de lectura elevadas con vistas al Río de la Plata, cambiando completamente el esquema de las bibliotecas convencionales. Perteneciente también a la corriente brutalista, deja a la vista materiales que forman parte de la estructura como el hormigón y se destacan las formas geométricas. La obra se terminó en 1992 y es una de las preferidas de los argentinos.

3. Centro Cultural Recoleta: Inaugurado en diciembre de 1980 después de que la municipalidad, como parte de los festejos del cuarto centenario de la fundación de la ciudad de Buenos Aires transfiere el edificio a la Secretaría de Cultura y a su vez, designan a Jacques Bedel, Luis F. Benedit y Clorindo Testa para remodelar la construcción destinada a convertirse en museo. Fue convento, huerta, asilo de ancianos, jardín botánico, escuela de agricultura y cuartel. Una de las construcciones más antiguas de la ciudad, declarada monumento histórico nacional en 1948 con el fin de promover su conservación. El edificio está conformado por un conjunto de claustros, organizados a partir de cinco patios sucesivos. Para su remodelación Testa, Bedel y Benedit demolieron algunos pabellones, dejaron esos muros demolidos, cortados en diagonal, para demostrar los cambios que había sufrido el edificio y la capilla se convertiría en auditorio. En 2005, Clorindo Testa se hizo cargo de una nueva remodelación en el marco del 25º del Centro Cultural. Un símbolo de Recoleta que se distingue por la calidad de sus exposiciones pero que su edificación es una obra de arte en sí.

Texto: Jimena Sampataro.

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $1750 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER