3x1  Arquitectura 

3×1: César Pelli

Arquitecto argentino nacido en San Miguel de Tucumán el 12 de octubre de 1926. Su madre era docente y su padre funcionario público. Desde chico siempre disfrutó de dibujar, por […]

Arquitecto argentino nacido en San Miguel de Tucumán el 12 de octubre de 1926. Su madre era docente y su padre funcionario público. Desde chico siempre disfrutó de dibujar, por eso, luego de terminar el colegio decidió estudiar arquitectura en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Tucumán, de la cual egresó en 1950. Al año siguiente partió a Estados Unidos, luego de ganar una beca para complementar sus estudios en Illinois, y ya se instaló definitivamente en el país del norte trabajando para diferentes estudios. A fines de los 70 fue nombrado Decano de la Universidad de Yale contribuyendo significativamente a la enseñanza, además abrió su propio estudio, César Pelli & Co consagrándose con la remodelación del Museo de Arte Moderno de Nueva York, su primera obra de gran magnitud elegida tras presentarse a concurso. Luego de vivir más de 40 años en Estados Unidos, en 1995 le otorgaron la medalla de oro en el American Institute of Architects y es destacado como uno de los arquitectos más influyentes de Estados Unidos.

“Si hiciéramos una encuesta en la calle y la pregunta fuera: nombrar tres arquitectos argentinos célebres la respuesta sería muy probablemente: Alejandro Bustillo- Clorindo Testa y Cesar Pelli. Sus obras están en el colectivo de la gente sean arquitectos o no. Son parte del paisaje urbano de los argentinos” concluye el arquitecto Marcelo Nougues cuando le preguntamos sobre el legado de Pelli que ha logrado cruzar fronteras y será eterno.

1. Las Petronas en Malasia: uno de los edificios más altos del mundo, nos enseñan cómo a través de la arquitectura también se puede integrar la herencia cultural del lugar. Motivos musulmanes y una volumetría basada en la pagoda y la estupa budista, representando formas que tienen mucha presencia en la zona. Éstas torres gemelas están llenas de simbolismos que hacen honor a la cultura de Malasia, convirtiéndolas en un símbolo de identidad para el país. Se comenzaron a construir en 1992, fueron 5 años de intensas obras para culminar sus más de 450 metros altura. Hormigón, acero inoxidable y paneles de cristal fueron los materiales elegidos para llevarlas a cabo. Ambas se unen a través del “Sky Bridge” situado entre las plantas 41 y 42, el más alto del mundo entre dos edificios.

2. Museo Nacional de Arte de Osaka en Japón: de arquitectura contemporánea compuesta por vidrio y acero está situado en el medio de la Isla de Nakanoshima. La mayor parte de la infraestructura se encuentra bajo tierra, ya que el techo de cristal que se percibe es sólo la entrada. El diseño del museo, que fue inaugurado en 2007, representa la forma y crecimiento de un brote de bambú creado con una escultura de acero inoxidable de 45 metros de altura. Un espacio que significó un gran desafío para el arquitecto argentino, no sólo por ser subterráneo sino por la cercanía que hay con un río. En el museo no sólo se disfruta del arte japonés, sino que además se exponen obras de diferentes artistas de todo el mundo.

3. Winter Garden de Brookfield Place: empezó a construirse en 1982 entre el World Trade Center y Batery Park City, y forma parte de un complejo de 6 edificios. Anteriormente conocido como el World Financial Center, es el gran invernadero de Nueva York. Una estructura de cristal que parece un oasis en el medio de la ciudad llena de caos y ruido. Durante los atentados del 11 de septiembre la estructura se vio muy dañada por lo que debió ser reformada. Un lugar en el que no sólo hay edificios, sino que se ha convertido en un atractivo turístico que impacta por su arquitectura y sus enormes palmeras.

Texto: Jimena Sampataro.

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $2500 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER