3x1 

3×1: Alejandro Bustillo

3 edificios, 1 arquitecto. Con la opinión de Carlos Galli de La Compañía. Uno de los arquitectos más influyentes, es autor de algunas de las obras más fundamentales del país. […]

3 edificios, 1 arquitecto. Con la opinión de Carlos Galli de La Compañía.

Uno de los arquitectos más influyentes, es autor de algunas de las obras más fundamentales del país. Fue durante sus veranos en el campo de la familia cuando comenzó su interés por la arquitectura y decidió que ese era el camino profesional que quería seguir. Se recibió en 1914 después de tomarse un tiempo para dedicarse a la pintura y decidió volver al campo. Sus primeros trabajos fueron en cascos de estancias de amigos y familiares que confiaban en su estética de clara inspiración francesa. Justamente ahí termino de definir su estilo cuando se mudó por unos años a la Ciudad de la Luz e incorporó el neoclasicismo y el modernismo. Ya de vuelta en el país, los contactos políticos y de la alta sociedad le jugaron a su favor, otorgándole proyectos de grande escala que aún hoy admiramos. “El arquitecto Bustillo en mi época de estudiante en la UBA, fue en mi opinión, injustamente desvalorizado, solo reivindicando algunas pocas de sus obras. Su figura es enorme, y su excelencia ejemplar. Recomiendo caminar por Buenos Aires y ver su legado” opina el arquitecto Carlos Galli de La Compañía. En 1982, el mismo año de su fallecimiento, Alejandro Bustillo recibió el Premio Konex como uno de los cinco mejores arquitectos de la historia en Argentina.

1. Llao Llao: Alejandro Bustillo ganó el proyecto en un concurso privado. En 1934 con la inauguración del Parque Nacional Nahuel Huapi se decidió crear un hotel internacional para desarrollar el turismo en el área. Así nació el prestigioso Llao Llao, ubicado por elección del arquitecto sobre Puerto Pañuelo por sus impactantes paisajes, fue inaugurado en 1938, construido con troncos de ciprés a la vista y techo de tejuelas de alerce, la infraestructura congeniaba la perfección con los alrededores. Pero un incendio destruyó completamente la fachada del lugar que se reinauguró al año siguiente. El hotel es sinónimo de distinción en el mundo del turismo pero también una obra arquitectónica que todo huésped amante de la arquitectura no puede dejar de admirar.

2. Hotel Provincial, Rambla Bristol y Casino de Mar del Plata: ubicado en el Boulevard Marítimo Patricia Peralta Ramos al 2200, en 1938 fue aprobado el proyecto concebido como un espacio urbano abierto en la que se separa al hotel del casino con “Los Lobos”, dos esculturas de José Fioravanti. El hotel está construido en ladrillo y piedra de Mar del Plata, consta de alrededor de 500 habitaciones, decenas de salones y un salón comedor con capacidad para 2500 personas. El hall del edificio impacta con obras del hijo del arquitecto César Bustillo. Inspirado en el estilo de Luis XIII, el edifico es de estilo ecléctico. El casino, con casi 7000 metros cuadrados es uno de los más grandes del mundo con capacidad para 24000 personas y fue declarado Patrimonio Histórico Nacional. Uno de los lugares más populares de Mar de Plata, visita obligada para todo turista que llega al balneario.

3. Banco de la Nación Argentina: inaugurado el 21 de julio de 1944, es la sede bancaria más grande del país. Fue el primer edificio del Teatro Colón entre 1857 y 1888, “un monumento pensado para ser eterno” ese fue el pedido que recibió Bustillo y por el que tuvo que cerrar parcialmente su estudio. De arquitectura neoclásica, realizado con piedra cuarcita de Balcarse, interiores de mármol y bronce realzan al imponente edificio de la Avenida Rivadavia. Su cúpula llegó a ser una de las más importantes de Latinoamérica, además, las primeras escaleras mecánicas del país se hicieron para el Banco lo que marca el nivel de modernismo con el que contaba para la época.

Texto: Jimena Sampataro.

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $1750 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER