Inspiraciones 

Villa Crespo, un barrio con magia

“Un espacio entre el cielo y la tierra” fue lo primero que pensó la escenógrafa Marcella Rela cuando imaginó G135, el estudio de Villa Crespo que comparte con el artista Gustavo Dalinha.

Las inspiraciones de Marcella Rela

Mujer inquieta, le gusta tanto estudiar que, paralelamente a la carrera de escenografía, Marcella cursó diseño gráfico. En 2001, en pleno caos económico del país, decidió junto a sus compañeros de estudio que por razones espirituales debían enfocarse en algo nuevo, en un “pendiente” que los alejara de la onda negativa del momento. Optó por hacer un posgrado en sociología de la comunicación, lo que luego le daría herramientas para conectar desde otro lugar con sus clientes.

Creció en una familia que le contagió el amor por el arte y la literatura. […] Cuando se decidió por la escenografía, trabajó 10 años en diferentes teatros. […] Lo suyo es crear espacios en donde cada cosa tiene una razón de ser, un motivo, un rastro genuino de quien lo habita;[…] su intervención se enfoca en mejorar la calidad de vida del cliente.

Su relación con el arte no es nueva. Hace cuatro años empezó a disfrutarlo de otra manera, y fue justamente cuando conoció a su socio Gustavo Dalinha. Ambos estaban en momentos particulares de sus vidas, así que la conexión fue inmediata. “Es una persona interesante, no es el artista típico. Pulcro y metódico, purifica el agua con la que trabaja, trae casi todos sus pigmentos naturales del exterior. Claramente alejado del caos al que muchas veces se asocia a los artistas, su universo es un reloj, reflejo de sus años vividos en Alemania” cuenta Marcella. Por las dimensiones de la obra de Dalinha necesitaban mudarse a un lugar más amplio. Así encontró una casa “chorizo” de techos altísimos sobre la calle Galicia, que remodeló por completo, logrando imprimirle una calidez que hace que los visitantes se aquerencien. Hoy el taller G135 es un punto obligado para quienes circulan por la zona.

A la entrada se aprecia la obra de Dalinha, Olhos de Agua, junto a un tablón gigante, regalo de Luigi De Stefano, la pieza fetiche del lugar.

https://www.facebook.com/pg/Gustavo-Dalinha-594027127436086/photos/?tab=album&album_id=1176390589199734

 

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $1320 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER