Preguntas Picantes 

Preguntas Picantes: Spencer Bailey

Spencer Bailey descubrió el periodismo hojeando The New Yorker o Squire, publicaciones a las cuales su padre estaba suscripto. Sin embargo cuando decidió lo que quería estudiar, optó por literatura inglesa y mientras realizaba algunas pasantías, se dio cuenta que lo realmente quería ser era editor, por lo que asistió a la Universidad de Columbia para estudiar periodismo. Con tan sólo 27 años, logró el puesto de redactor en jefe de la revista de diseño Surface. La oportunidad de su vida que lo hizo querer ir por más y así lo hizo. “La etiqueta de periodista es sólo una forma de describir lo que hago. Claro que soy periodista, pero también tengo mi propio negocio, soy presentador de un podcast y editor. Los títulos de trabajo no son lo mejor para una carrera, es indispensable pensar más allá de las etiquetas” nos dice el cofundador de la plataforma The Slowdown, y editor general Phaidon, editorial con la que lanzó In Memory Of: Designing Contemporary Memorials, su último libro. 

+¿A quién admiras en el periodismo y por qué? 

Michael Kimmelman, crítico de arquitectura de The New York Times, por sus escritos sobre ciudades, desarrollo comunitario y equidad, espacio público y diseño urbano. También es un pianista de formación clásica, y eso se nota en su trabajo: hay belleza, gracia y musicalidad en sus escritos. Rebecca Solnit es otra escritora que admiro. La lectura de Un paraíso en el Infierno fue increíblemente inspiradora. En definitiva, trata de la resistencia humana y de cómo podemos levantarnos para mejorar en momentos de desastre. Sus escritos sobre el feminismo, el medio ambiente, la política, el arte y la memoria, todo ello, son realmente profundos. Puede que sea mi escritora contemporánea favorita.

+¿Hay algún trabajo del que te hayas arrepentido? 

No, he aprendido valiosas lecciones, buenas y malas, de todos los trabajos que he tenido.

“Eisberg” (2001), Sigmar Polke

+¿Algún vicio irritante típico de los periodistas? 

Compartir demasiado. Un poco de autoedición en las redes sociales, sobre todo en Twitter, podría ir muy bien. No me importa lo que hayas desayunado.

+Vivís en Nueva York, ¿qué monumento, plaza, edificio cambiarías o demolerías? ¿Por qué? 

Derribaría Hudson Yards. Ese tipo de urbanismo gigantesco, de gran ego, no debería existir en la ciudad de Nueva York, ni en ningún otro lugar. Está completamente desconectado de la humanidad y del sentido del lugar.

+Sin dar nombres, ¿cuál ha sido el libro más absurdo que ha recibido para su publicación? ¿Puede darnos una breve descripción?

Preferiría no hablar mal de ningún libro presentado, ni etiquetarlo como “absurdo”. Las ideas son frágiles.

Texto: Jimena Sampataro.

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $2100 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER