Arquitectura  Edición Nº 186 

El sol como estrategia

Un lote pequeño, la calle y, del otro lado, un campo de golf con eucaliptus. El arquitecto Martín Gomez vislumbró el potencial del terreno ubicado en el country Miraflores y […]

La mayoría de los muebles lleva la firma de la arquitecta Mónica Ini: sillones, par de mesas redondas de chapa pintadas al horno, biblioteca de hierro y mesa ovalada. Mesa de madera de Mono Giraud, lámparas de pie y de mesa Oda de vidrio soplado por Sebastián Herkner y artefactos embutidos en el techo de Concepto y Luz.

Un lote pequeño, la calle y, del otro lado, un campo de golf con eucaliptus. El arquitecto Martín Gomez vislumbró el potencial del terreno ubicado en el country Miraflores y les propuso a los propietarios –un matrimonio joven con tres chicos- proyectar una casa en la que el living de la planta baja y los cuartos del primer piso estuvieran orientados hacia la calle, en lugar de mirar hacia el jardín. “Aceptaron el planteo rápidamente. Para mí es muy importante la orientación del terreno. Muchas veces mis clientes se asombran con mi idea de implantación y luego lo agradecen toda la vida. Aquí las tres suites miran al campo de golf para aprovechar el sol la mayor parte del día”. 

Sillones y mesas de lapacho del Estudio Mónica Ini, sillas de Polspotten. “En la losa ahuecada proyectamos una estructura de hierro e incorporamos maderas del lapacho a modo de parasoles para el control del sol”, dice Gómez.
Cocina realizada por Balunek con mesada de acero inoxidable de InoxMaker.

La construcción fue pensada como un volumen compacto en hormigón armado visto con ventanales protegidos por parasoles, en contraste con una arquitectura interior de materiales cálidos y nobles que le ceden el protagonismo a la arquitectura: madera en las paredes y travertino en los pisos. Los límites entre interior y exterior se desdibujan gracias a las carpinterías de piso a techo embutidas por completo dentro de los muros.

La selección de los mismos materiales en todos los ambientes enfatiza la intención de continuidad: revestimientos en madera de goiabao por Silvestre Amoblamientos, carpinterías de aluminio negro anodizado y vidrio doble de Moras, pisos de travertino de San Juan, cortinas blancas de algodón. Cama y mesas de Mónica Ini.
En el baño, griferías de Hansgrohe y mesadas de travertino de Sancho Mármoles.
La casa está abierta al campo de golf ubicado en el predio al otro lado de la calle, pero los parasoles fijos de las ventanas y los perales ornametales le otorgan la cuota de privacidad necesaria.
La pileta con solarium fue diseñada para recibir amigos los fines de semana. Construída junto a Carlos Sturla, tiene revestimiento en travertino apomazado y reposeras diseñadas por Mónica Ini. El pool house cuenta con un vestuario, depósito, sala de máquinas y estar semicubierto. El paisajismo lleva la firma de Clara Billoch, amiga de la infancia del autor del proyecto.

El interiorismo, a cargo del estudio de la arquitecta Mónica Ini, suma muebles a medida en madera de lapacho, sillas de ratán compradas en el exterior y cortinas de puro algodón. “La síntesis define mi estilo: excelente manufactura y tonos neutros. Cada objeto fue pensado para ocupar un lugar, como los dos dispositivos de luz recargables Bellhop de Flos que están sobre la mesa del living pero que se pueden trasladar”, dice Mónica. El mismo lenguaje se extiende a los muebles de la galería, que cuenta con un sector de la losa vidriada para que ingrese la luz natural y un sistema de calefacción eléctrica que regula la temperatura todo el año.

Créditos: Estudio Martín Gomez Arquitectos.

Interiorismo: Estudio Arq. Mónica Ini.

PH: Arq. Daniela Mac Adden.

Producción: Mora Lorenti.

Texto: Marina Aranda. 

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER