Decoración 

Decorar el bosque

El bosque y sus colores fueron punto de partida para la creatividad de la arquitecta Mónica Schuvaks.

Una casa que recuerda a la arquitectura nórdica.

“Tuve mis dudas al mezclar tantas texturas y tramas: ladrillo, madera, adoquín… ¡pero me gusta!”, dice la arquitecta Schuvaks.

El escritorio incorpora una estructura metálica de un antiguo mueble con tapa de mármol Calacatta; aplique Fifty sobre el espejo. En el entrepiso, el estudio: “todo lo que me gusta de la casa lo veo desde aquí. El parque, las cabriadas de madera, la mesada redonda abrazando la columna, jugando con contrastes entre la mesada laqueada y la estructura acero inoxidable; el techo inclinado de vidrio DVH y el detalle de las mini Tolomeo”.

“Me enamoré de esta casa. Era muy distinta a todas las que había visto: la implantación en el terreno, el aprovechamiento de la luz en los ambientes, la doble altura.»

De todos modos, confiesa que esas características que ahora le parecen imprescindibles no fueron evidentes a primera vista. “Lo fui descubriendo en el transcurso de la obra. Lo que tenía era una fuerte identidad en la que me apoyé y creo haberla potenciado”. Para eso, la intervención no fue menor. “Los inconvenientes fueron muchos ya que ese enamoramiento no me dejó ver que el reciclaje estructural debía ser mucho más severo”, recuerda. Pero los resultados merecen cada día de obra. Si en aquel momento fue pensada como casa para fines de semana, terminó siendo su vivienda permanente. “Desde hace unos meses decidí dejar la ciudad para estar en contacto con la naturaleza”, cierra.

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $1320 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER