Sin categoría 

De playa, pero distinta

“La premisa de trabajo fue muy concreta. La clienta no quería repetir la típica casa de playa en tonos blancos y madera, característico de la zona. Por el contrario, su […]

En el toillete, papel de Raldúa en tonos blancos y negros acentuados por el colorado de una obra de Meram Saa de Black Gallery, de Garzón. Las sillas del comedor son Steelwood, un diseño de Ronan & Erwan Bouroullec.

“La premisa de trabajo fue muy concreta. La clienta no quería repetir la típica casa de playa en tonos blancos y madera, característico de la zona. Por el contrario, su apuesta estaba fuertemente orientada al diseño, las texturas y los colores tierra” dice la arquitecta Cynthia De Winne, que intervino este departamento de Punta del Este con vista abierta sobre el Atlántico. 

Obra de Leo Battistelli, sofás de Wentz Design que se completan con poltronas de Sergio Rodrígues (ambos últimos de la firma Occidente). Las stools pertenecen a la firma colombiana de fibras naturales Ames y las mesas bajas son del estudio CDW.

Ubicado en La Barra, desde el balcón del primer piso se asoman la vegetación del jardín y el horizonte trazado por el mar. En la pared principal del living el artista argentino Leo Battistelli creó una obra de sitio específico, una serie de líquenes de cerámica incrustados en el muro. Esta pieza ayudó a delimitar el espacio de la zona del comedor, resuelto mediante una gran mesa para reuniones, uno de los requerimientos de la propietaria. Los materiales fueron elegidos en función de su resistencia al uso cotidiano: la mesa tiene una base de hierro fundido de la colección Brut, de Konstantin Grcic, sobre la que se apoya una tapa de dekton.

La cocina integrada tiene un sector amplio en tonos blancos y cerramientos negros que enfatizan su simplicidad.

Otro requerimiento consistió en armar un dormitorio para las hijas con camas que se unan y separen para una mejor funcionalidad del espacio; y otro cuarto para recibir nietos y visitas. “El balcón es un espacio que se pensó mucho ya que no tenía grandes dimensiones. La idea fue definirlo como un sector para organizar almuerzos. Se logró un ambiente liviano a la vista e integrado a la naturaleza” agrega De Winne.

Escultura de Krikor Abrahamian en el pasillo de acceso y percheros de Linos del Pacífico. En este dormitorio para cuatro personas se diseñó una cama-sofá en madera de incienso y dos camas inferiores. Pensado en diferentes texturas de verdes, se acompañó con una carpeta de Monoccino en los mismos tonos. Las mesas metálicas, que cumplen una doble función como auxiliares y apoyo de noche, son de Mad for Modern.
En el balcón se observa la mesa de madera de Coin Vert, las sillas de Ames y los stools de Monoccio. Para el dormitorio principal se optó por un lino rosado y papeles de Élitis, Raldúa; la cama es de Gervasoni.

“El interiorismo incluye elementos realizados por nuestro estudio y en conjunto con diseñadores que admiro, pero también codo a codo con la clienta, que tenía un gusto estético y artístico definido. Me interesa aportar arte en mis proyectos”.

CREDITOS Estudio CDW Cynthia de Winne.

PH: Ioana Menéndez.

Texto: Vivi Vallejos.

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $20000 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER