Diseño 

DArA, Familia de Diseñadores

DArA celebró el pasado diciembre su 35° aniversario. Hablamos con Laura Ocampo, su actual Presidente, sobre el presente y futuro de la asociación. Y con José Luis Zacarías Otiñano, actual […]

DArA celebró el pasado diciembre su 35° aniversario. Hablamos con Laura Ocampo, su actual Presidente, sobre el presente y futuro de la asociación. Y con José Luis Zacarías Otiñano, actual secretario de la asociación, sobre su visión.

¿Cuáles fueron los objetivos con DArA al momento de recibir su presidencia?

Los objetivos son seguir haciendo visible todo lo que sea diseño, eso es lo más importante. De hacer que el diseño, no solamente el argentino, se haga presente. Darle un protagonismo más importante del que tiene.  

¿Qué crees que aportó DArA en este tiempo?

DArA es una familia de diseño, donde quienes lo integran se sienten representados, sienten que lo que hacen no está perdido, que hay una entidad que los representa, los valora, los apoya y a la cual pueden recurrir. 

¿Cuáles fueron los inconvenientes que tuviste que ir sorteando desde que asumiste la presidencia?

Los típicos inconvenientes que tiene cualquier asociación. Comunicar bien las cosas, que creo lo estamos logrando. La gente se siente a gusto, representada. A veces hay discrepancias, en fin, ningún inconveniente distinto que pueda llegar a tener cualquier entidad que reúne varias personas. Muchas no opinan igual, y no quieren ir al mismo lugar, pero nuestra comisión directiva va toda para el mismo lado. También hay bastante competencia con ciertos personajes, el ego es lo que mata. El ego lleva a la gente a querer dividirse y ser protagonista. Eso es muy contraproducente. No somos uno, somos una entidad. El ego de los creadores es manejable porque están ocupados creando, el problema está en el de los no creadores que se ocupa de estar dividiendo. 

¿Qué objetivos planean para 2022? 

Todavía están lejos de ser delineados. Vamos a seguir haciendo lo que estamos haciendo. En octubre llega el DArA ID, que lo hacemos cada dos años y la Galería de Diseño que realizamos anualmente. Después hay varias acciones planeadas para visibilizar el diseño de una manera distinta y estamos trabajando en eso. 

¿Qué posibilidades encuentran los socios de DArA?

Participar. Es fundamental su participación a todo un movimiento común para visibilizar el diseño y pelear por él. Nosotros le respondemos como asociación, los representamos, pero ellos tienen que participar. No es tirarse a esperar. Nosotros siempre tratamos de involucrar al socio a que participe, para aumentar la visibilidad del diseño. 

José Luis, ¿qué crees que aportaste vos con tu visión?

Mi visión es global. Me gusta todo lo transversal interdisciplinario. Me gusta que el diseñador actúe con el arquitecto, con el diseñador textil, con el diseñador gráfico, con el diseñador industrial, con el director de arte y el paisajista. Que todo sea una puesta de acción, donde haya muchos actores trabajando juntos para lograr el objetivo. Es la transversalidad, es poder interactuar y que los limites se vayan esfumando cada vez más. Esa interacción de disciplinas, que se puedan ver las propuestas de cada profesional. Una cosa más global, interdisciplinaria.

El diseño ahora está en todo. Se está rompiendo el límite entre arte y diseño.

¿Considerás que a través de esta digitalización que hubo, estamos cada vez más pendientes de lo estético?

Sin darse cuenta la gente está cada vez más informada porque tiene más acceso a la información. Las realidades económicas también son un tema. Hay lugares en los que es más accesible acceder al diseño. Muchos han empezado a democratizar sus productos, tanto textil, como con elementos utilitarios para la casa. Un ejemplo fue la política de Francia, que en los 80, para que el diseño sea una política de estado, impulsó la democratización del diseño para llegar a un público más masivo. Lo mismo que el Made In Italy. El diseño es un área donde se genera trabajo. Pero se necesitan capitales para llevar a cabo la investigación y el desarrollo. Eso es más trabajo, nuevos materiales y tecnologías.

¿Acá en Argentina, podría hacerse algo así? 

Primero debe haber una intención del sector privado y los diseñadores para que los industriales consuman diseño argentino, y convoquen a profesionales para armar su departamento de producto. Necesitas gente para poder investigar, experimentar y desarrollar, lo que lleva tiempo y plata. El sector industrial argentino debe tomar conciencia de que es necesario armar sus propios equipos de diseño. Lo que obviamente no significa hacer el poncho y la guarda Pampa. Identidad nacional no es sólo eso. Es fijarte para dónde va el mundo, qué necesita el mercado y en base a eso, empezar a trabajar con los equipos de diseño.

¿Qué nos podés contar sobre la Galería de Diseño?

Tenemos como objetivo mostrar lo que se está fabricando en la Argentina, darles visibilidad a los diseñadores. Hemos realizado en Kalpakian Casa, el año pasado, una muestra virtual. Este año, decidimos hacerla sumamente efímera, de sólo un día, la armamos en un edificio de Bustillo que nos pareció icónico. Lo mismo hacemos en D&D con los suplementos DArA, tratar de recuperar y empezar a hablar de la preservación de los lugares que son de carácter patrimonial, y que tengan visibilidad para que la gente tenga conciencia. Hay que hacer cosas continuamente, es lo más importante. Así surgen más diseñadores, interactúa el mercado, y se perfecciona el diseño. Y también para  generar más interés en los estudiantes. 

Gracias Laura y José Luis por conversar con D&D. 

Texto: Jimena Sampataro.

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $6000 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER