Arquitectura 

CORRIENTE NÓRDICA

Un movimiento conocido como Levantamiento Arquitectónico está contrarrestando las corrientes contemporáneas, y en ciertos casos, empujando a los arquitectos a reconsiderar sus enfoques de diseño. En 2014, la propuesta vanguardista […]

Esta primera propuesta para Sandakerveien 58 B/C en Oslo fue rechazada por las autoridades locales en 2014.

Un movimiento conocido como Levantamiento Arquitectónico está contrarrestando las corrientes contemporáneas, y en ciertos casos, empujando a los arquitectos a reconsiderar sus enfoques de diseño.

En 2014, la propuesta vanguardista del estudio noruego MAD Arkitektur para una renovación de Sandakerveien 58 B/C, en el barrio de Oslo de Torshov, había sido rechazada por la Oficina de Gestión del Patrimonio Cultural y la Comisión de Servicios de Planificación y Construcción de la ciudad. Era demasiado alto y discordante en un barrio cuyos edificios tenían estilos tradicionales escandinavos, dictaminaron los comisionados.
Años más tarde, el estudio MAD sorprendió con una perspectiva estética que carecía de la intensidad del diseño original, pero que lograba capturar de manera más discreta las corrientes estilísticas circundantes.

El edificio revisado cuenta con un aspecto mucho más tradicional.

Para la rama noruega del movimiento de redes sociales conocido como «Arquitectural Uprising», esta revisión representó otro logro significativo. Originado en Suecia en 2014, este colectivo está conformado por ciudadanos críticos del diseño, quienes se oponen a lo que los líderes del movimiento describen como la «permanente problemática» de los desarrollos urbanos en las regiones nórdicas. Su objetivo es fomentar un retorno hacia el diseño clásico. En la actualidad, este grupo funciona como una plataforma relevante para aquellos que argumentan que no solo los arquitectos y desarrolladores deben tener influencia en la configuración de sus entornos construidos.

El Museo Munch de Oslo, diseñado por Estudio Herreros, ganó el mosaico del edificio más feo de Noruega por votación popular tras su finalización en 2021.

El diseño de Sandakerveien 58 B/C no se volvió a concebir como una forma de satisfacer el Levantamiento, según Kurt Singstad, arquitecto y socio de MAD que trabajó en el edificio, sino más bien como “encontrar una solución que, finalmente, después de tantos años, podría hacer realidad este proyecto”.
“Lo que construimos hoy debe estar en pie el mayor tiempo posible y, para que eso suceda, tenemos que construir de una manera que haga que el edificio sea amado por el público”, dice Singstad.

Mientras los arquitectos Kleihues + Schuwerk buscaban un diseño atemporal para el Museo Nacional de Arte de Noruega en Oslo, Architectural Uprising lo nombró el edificio más feo del año en 2022.

Las sucursales de Uprising en Noruega, Suecia y Finlandia realizan encuestas públicas anuales para seleccionar los edificios más feos de sus respectivos países. El nuevo Museo Munch y el Museo Nacional de Oslo se han llevado cada uno a casa la “Medalla Gross” del Levantamiento Noruego en encuestas que involucraron a más de 10,000 votantes, una especie de referéndum sobre los esfuerzos recientes de la ciudad para volver a imaginarse a sí misma como una capital cultural.

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $20000 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER