Diseño  Entrevistas 

Herencia argentina

Costantini Design (CD) fue creado en el año 2002 como un homenaje a su abuela. Aunque nació en Nueva York y su nombre es inglés, William Stuart habla un castellano […]

Costantini Design (CD) fue creado en el año 2002 como un homenaje a su abuela. Aunque nació en Nueva York y su nombre es inglés, William Stuart habla un castellano muy porteño. Él es el fundador de una empresa de diseño que fabrica muebles en Argentina y los lleva al mundo. Amante del arte sus creaciones son piezas únicas realizadas por artesanos nacionales. CD es sinónimo de lujo y atemporalidad. El diseñador quiere que sus muebles sean heredados por generaciones, no que sean desechables. Por eso, cuida mucho los materiales con los que trabaja y a la vez le da prioridad al cuidado del medio ambiente.

+Estudiaste Bellas Artes en la universidad, ¿cuándo decidiste que esto era lo que querías hacer?

Viajé en el año 2002 a la Argentina y me enamoré del material, la artesanía, toda la cultura, así que diseñé mi primera colección de muebles para llevar a Los Ángeles. Originalmente soy de Nueva York y se me ocurrió esta idea del loft, de esa arquitectura moderna que es tan popular en Argentina con las casas de hormigón. Así que tenía esa vibra neoyorquina, pero tuve que sincronizarme un poco con el mercado de Los Ángeles. Ahora que estoy de vuelta en NYC puedo volver a ese estilo. 

Costantini Design es un homenaje a tu abuela, ¿ella también es una inspiración para tus diseños? o ¿qué es lo que  te inspira? 

Soy mitad italiano, mitad inglés, así que CD fue un homenaje a mi lado italiano. Me inspira y me encanta Salone Mobile en Milán, es muy inspirador, algo que realmente disfruto mucho. El arte en general es una inspiración constante, vivo en Chelsea cerca de todas las galerías acá en NYC y es algo con lo que estoy constantemente en contacto. Claro que también está la naturaleza, a la que considero la mejor diseñadora del universo; la tierra, los animales, todos son perfectos. Siempre es mejor buscar la inspiración fuera de tu disciplina, eso es algo que realmente me ayuda a la hora de crear.

Mesa de Backgammon para Bergdorf Goodman.

+¿Qué crees que marca la diferencia entre los diseños de Costantini y otras marcas? 

Yo tomo un enfoque práctico para hacer el trabajo, así que además de nuestra colección hacemos mucho por contrato y eso significa que fabricamos para otros diseñadores, me gusta el aspecto cooperativo de construir cosas aunque sea para otras personas. Este es uno de nuestros puntos fuertes, el deseo de colaborar con otros, a veces lo hacemos incluso en privado, pero eso nos ayudó a tener éxito durante casi 20 años. Y eso se debe a la calidad de nuestros productos, con nuestros propios artesanos, que ya trabajan directamente con nosotros. Nuestros clientes no quieren ver su mesa de comedor en la casa de sus amigos, así que no hacemos las mismas piezas, el material, el acabado, cada una es diferente. La personalizamos para cada cliente, y eso es refrescante porque si no todo viene de China, todo es igual y no dura, contribuyendo a todo el problema de residuos que tenemos hoy en día en el planeta. Así que hacemos piezas que van a estar en la familia del cliente durante generaciones.

Silla Simone.

+¿Qué material usas normalmente? Me encanta la madera maciza, el bronce, el cuero, esos son mis preferidos y los que más utilizamos.

+¿CD es una marca sostenible o tiene la intención de serlo en el futuro?

No usamos ningún material en peligro, todo proviene de una fuente sostenible. Somos muy boutique, tendría miedo de crecer demasiado con la empresa. Somos muy responsables sobre dónde obtenemos el material que usamos.

Andino.

+¿Podemos obtener sus diseños en BA? Por supuesto, el mayor encargo que hice fue para el Four Season en Buenos Aires, hicimos casi todos los muebles. A veces diseño todo, a veces el cliente me dice lo que quiere, hay muchas maneras de diseñar. 

+Si tuvieras que destacar alguno de tus diseños, ¿cuáles serían?  

La silla Simone inspirada en el trabajo de Jean Michel Frank, fue creada utilizando el tiempo de inactividad durante el COVID. Otro es el Andino que se realiza doblando muchas capas finas de madera alrededor de un molde. La forma resultante es única desde cada ángulo. Para una de mis colaboraciones con Bergdorf Goodman realicé una mesa de backgammon Cerchio, inspirada en parte en una antigua “almohada” de la zona donde se originó el juego y La Tavola 9 fue la primera pieza que estrené en Milán durante el Salone del Mobile con una base de bronce fundido y madera con una tapa de vidrio o piedra. Éstas podría decir que son alguna de mis favoritas.

Texto: Jimena Sampataro.

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $2100 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER