Decoración 

El patio como protagonista

Si tuviera que elegir un rincón de su casa, el empresario inmobiliario Toti Gattás, nacido y criado en Punta del Este, dice que ese lugar sería el patio: “Es una […]

Si tuviera que elegir un rincón de su casa, el empresario inmobiliario Toti Gattás, nacido y criado en Punta del Este, dice que ese lugar sería el patio: “Es una maravilla de luz, colores y pájaros autóctonos. Es como estar al aire libre, pero dentro de la casa”. La fuente y las glicinas confirman sus palabras.

 

La casa está ubicada en La Desembocadura de La Barra, y mira hacia el antiguo pueblo de pescadores. “En sus inicios, eran dunas de arena y pinos, apenas. Fue el último recinto libre y tranquilo de Punta” recuerda. La idea de construir en ese enclave que está lejos y cerca al mismo tiempo, fue compartida con su ex mujer. Su abuelo, Pascual Gattás, uno de los fundadores de Punta de Este, había desarrollado esa zona y había sabido ver el potencial. Su nieto apreciaría aquella audacia.

 

Para edificar en ese sector, Gattas recurrió a su amigo, el arquitecto Mario Connío.  Años después, el autor del proyecto recuerda para D&D las líneas centrales de la idea: “Según las necesidades familiares se desarrolló una casa y, como el terreno es ancho, se pudo hacer un patio central grande y nivelar el lote en dos planos. De este modo se logran mejores vistas de la vivienda y de la pileta abajo, más protegida. La torre contiene dos habitaciones con su baño independiente”.

 

El propietario imaginaba una construcción sobria, nada ostentosa en su exterior pero con mucho espacio. “Mira al mar por un lado y en su interior a un patio externo con fuente y glicina increíbles. Además, está llena de luz natural: ¡tiene más de 16 claraboyas! Mario lo logró”.

En el living, lámparas de cerámica de Maru Serrato, alfombras de yute artesanales y un faro, obra de Hugo Arias.

 

El dormitorio principal tiene una doble altura de más de seis metros. La cama y las mesas fueron diseñadas por Patricia Torres, de Santas Negras, y los sillones vienen de la antigua agencia Ford, de San Carlos.

 

Todas las habitaciones se abren al patio central. “Como eran antes las casas de campo, pero recubierto en cristales enormes con cortinas de maderitas locales” explica el arquitecto Connio. “Como el terreno es ancho se pudo hacer un patio central grande y nivelar el terreno en dos planos”.

Por Débora Camos

Fotos Arq. Daniela Mac Adden

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $1080 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER