Decoración  Sin categoría 

Casa en una Reserva Natural

Una estancia que atesora una reserva ecológica de 18.000 hectáreas.

Testigo de la historia del país, el casco de la estancia está rodeado de una reserva natural.

Si en un tiempo no tan lejano, estaba dedicada exclusivamente a la producción primaria; desde 2008, el entorno que compone una de las ocho áreas naturales protegidas de la región, se comprometió en el cuidado por esa riqueza única. La estancia atesora una reserva ecológica de 18.000 hectáreas. En ese entorno de flora y fauna autóctona, con ejemplares de vegetación exótica, como el quebracho blanco; y aves en serio peligro de extinción como el tordo amarillo, se emplaza el casco de la estancia con más de 130 años de historia.

Si bien atravesó por muchas intervenciones, los propietarios buscaron recuperar su identidad original conservando materiales, y el estilo general de la construcción. Las habitaciones se transformaron en nueve suites, y el comedor puede cumplir las funciones de biblioteca o escritorio. Los muebles de toda la vida se combinaron con nuevas piezas y con obras de Nicolás García Uriburu, que dan testimonio del compromiso con el cuidado del planeta.

Si bien podría funcionar como comedor, este espacio cumple funciones de escritorio o zona de trabajo y lectura. Mesa laqueada y asientos con fundas en género rústico gris. La lámpara es de María Victoria de las Carreras.

Cama y lámparas con pie de tronco de María Victoria de las Carreras; cuadros de Nicolás García Uriburu.

En lugar de parquizar, la propuesta fue dejar avanzar la vegetación autóctona y permitir que sus colores y especies enmarcaran la construcción.

Texto Débora Campos

PH  Ioana Menéndez

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $1320 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER