Decoración 

Casa en Acqua

  Como el agua que fluye y de pronto irrumpe. Así apareció el diseño en la vida de Ania Agárdy, titular del estudio A-part Designs, quien ahora recuerda ese principio […]

 

Como el agua que fluye y de pronto irrumpe. Así apareció el diseño en la vida de Ania Agárdy, titular del estudio A-part Designs, quien ahora recuerda ese principio desde su estudio en Miami. “Fue algo completamente inesperado. Mientras trabajaba como directora de Ventas y Marketing del Edificio Acqua en Punta del Este, me encomendaron la tarea de decorar los showrooms”.

Emplazado frente a La Brava, el complejo de departamentos Acqua fue diseñado por el arquitecto uruguayo Rafael Viñoly. Con este emprendimiento, Viñoly –que reside en Estados Unidos y es mundialmente reconocido por sus extraordinarios edificios- cumplió el desafío de dejar huella en su propia tierra.

Acqua asoma desde el bosque y a fuerza de plantas escalonadas parece desplegarse hacia el mar. “Los departamentos son muy amplios y los propietarios tenían dificultades para imaginar una ambientación acorde a esas dimensiones”, retoma Agárdy. De ahí que varios recurrieran a ella para que decorara sus unidades. “Entonces me di cuenta de que me quería formar en este rubro y volví a la facultad para mi tercera carrera: esta vez, diseño de interiores en la Universidad de Miami, Estados Unidos”.

Texto: Débora Campos

Fotos: Arq. Daniela Mac Adden

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $960 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

Decoración 

ESTACIÓN FARINA

Texto: Sol Dellepiane A. Fotos: Arq. Daniela Mac Adden Puertas afuera, fue la primera estación de servicio de Punta del Este. Puertas adentro, un inmenso garage donde veraneantes –sobre todo […]

Texto: Sol Dellepiane A.

Fotos: Arq. Daniela Mac Adden

Puertas afuera, fue la primera estación de servicio de Punta del Este. Puertas adentro, un inmenso garage donde veraneantes –sobre todo argentinos– dejaban sus autos durante el año para que, al llegar cada verano a sus residencias estivales, estuvieran a punto. Cimentada circa 1930 a pocas cuadras del faro, la particularidad más sobresaliente de esta construcción es su decidida impronta art déco. Y todo cierra, puesto que la estación supo pertenecer a la empresa Shell, internacionalmente identificada con este estilo –comenzando por su célebre logo acaracolado, emblema déco si los hay. Para Alvaro Farina fue amor a primera vista.

Nacido en Montevideo, formado como arquitecto en el Istituto Universitario di Architettura di Venezia, trotamundos durante los 80 y parte de los 90, Alvaro volvió a su Uruguay natal, validó su título de Dottore in Architettura en la universidad local y emprendió distintos trabajos relacionados con recuperación de patrimonio y otros tantos como proyectista y constructor. Rocha, La Barra y José Ignacio son, entre otros parajes de la Banda Oriental, imponentes escenarios de obras suyas. Unos tres años atrás, viviendo en su catamarán fondeado en el puerto y a la búsqueda de un lugar donde amarrar pero en tierra firme, caminaba por la Punta cuando dio con la original edificación.

“Cuando la encontré estaba en un estado ruinoso y la iban a demoler. Yo buscaba un lugar que fuera mi vivienda y también mi espacio de trabajo. A través de amigos, pude contactar a los dueños. Al entrar vi un gran espacio sin divisiones internas, literalmente en ruinas. Inicié una reforma y me instalé. En realidad yo he trabajado mucho sobre construcciones existentes, entonces para mí fue bastante sencillo armar este espacio. Hice un entrepiso con hierro, pisos de cemento y así fui construyendo este lugar que es hermoso y que es solo una parte de la antigua propiedad de la tradicional familia puntaesteña Gattas, todavía dueña de la mitad del gran galpón que da a la plaza del faro”.

Hasta aquí, el edificio. Pero lo que encierran las paredes de este viejo depósito de autos es otro capítulo que vale la pena escribir. Farina vive y trabaja rodeado de una inmensa colección de arte y objetos acopiados a lo largo de décadas: cuadros, esculturas, tahonas, máquinas para tareas diversas, piedras de canteras uruguayas, libros, diplomas, elementos de uso cotidiano, recuerdos, en fin, de todas las vidas que componen una vida, dispuestas en este espacio que exalta su belleza añejada. Porque he ahí otra de las claves del lugar, quizás la más notable: la búsqueda de que las cosas se muestren tal como son –los materiales crudos, sin tratamientos ni capas que camuflen, escondan o pretendan. Porque de afuera hacia adentro, en Estación Farina las historias están a la vista. Y la verdad es virtud.

Diseño 

Cuando el espíritu de diseño invade París

D&D Mundo Maison & Objet Por Philippe Deroy Los últimos días del verano boreal siguen aclimatando las terrazas de los cafés parisinos, pero septiembre no deja de ser el momento […]

D&D Mundo

Maison & Objet

Por Philippe Deroy

Los últimos días del verano boreal siguen aclimatando las terrazas de los cafés parisinos, pero septiembre no deja de ser el momento ideal para descubrir las novedades para la casa, las exposiciones de diseño y las tendencias en amoblamiento y objetos decorativos. La feria Maison & Objet marca el inicio de esa rentrée del diseño puntuada por varias actividades en toda la capital. En los pabellones de la exposición las mejores marcas de la industria revelan fabulosos objetos, muebles, luminarias, vajilla, textiles, complementos de arquitectura y más. Esta edición estrenó un nuevo concepto: M&O and More (MOM), así como una plataforma digital que agrupa una verdadera comunidad del diseño y la convierte en un polo de tendencias no solo en artículos de decoración sino también en inspiraciones e influencias para los interioristas y arquitectos.

 

Laboratorio de tendencias

La exposición conforma un panel de productos que convivirán en los escaparates de las tiendas de decoración en los próximos doce meses; recorrerla es impregnarse de imágenes, sensaciones, colores y materiales que inspiran. Los textiles para la mesa, la cama y las cortinas siguen con estampados vegetales y colores vivos, las reminiscencias étnicas están muy vigentes y predominan el naranja y bordó. Para pisar se favorece la suavidad del fieltro de lana en alfombras pero también su absorción acústica en mamparas divisorias y hay originales trenzados de fibras plásticas para carpetas in&out doors. El mobiliario tiende a mostrar líneas clásicas, algunos aparadores con detalles barrocos y sillones más bien cuadrados y profundos. Lo más atractivo es la mezcla de detalles metálicos con pátinas brillantes o cepilladas, con maderas laqueadas y también desgastadas, o hasta quemadas. Las piedras pulidas o rústicas así como los cementos encerados son los favoritos para mesas bajas y de arrime. En iluminación, las lámparas y arañas son de bronce combinado con negro u algún color intenso, predominan las formas orgánicas con líneas delicadas. Los objetos decorativos son de cobre o mármol y la vajilla se adorna de porcelanas decoradas con detalles dorados y plateados.

 

Un grupo de creativos del mundo del diseño, la moda, la comunicación y el marketing analiza cada año la oferta de los expositores y desarrolla una temática general a la manera de un hilo conductor en la abundancia de productos. El espacio que presentaron se llamó House of Games (casa de juegos), un universo de signos, formas, colores y relatos basado en los juegos de mesa, de azar y de circo. Esta estética lúdica pero también misteriosa propone teatralizar el ambiente, transformar la casa en un salón maximalista repleto de objetos bellos y bizarros, de referencias a un mundo imaginario donde podríamos estar tomando el té con el conejo de Alicia en el país de las maravillas. Hay animales de tela que decoran estantes de bibliotecas victorianas, taburetes en forma de piezas de ajedrez, papeles de pared como un collage dadaísta y platos decorados con trompe l’oeil botánicos. Fusionar las épocas, los estilos decorativos, yuxtaponer elementos heteróclitos requiere de un gran profesionalismo para no caer en una simple acumulación de local de baratijas o depósito de casa de remates. Otra instalación espectacular fue el bosque de luces The Forest of Resonating Lamps, inventado por el colectivo Team Lab, que logró una síntesis entre arte, ciencia, tecnología y creatividad.

 

Como contrapartida, el hall de los proyectos y complementos mostró una estética mucho más tranquila donde se pudieron apreciar las nuevas terminaciones en arquitectura e interiorismo. La tecnología permite un uso cada vez más versátil de las materias primas; los mejores exponentes se exhibían en una gran biblioteca donde se vio desde telas de raíz vegetal hasta finas marqueterías de maderas recicladas y azulejos de latón. Los jóvenes talentos, considerados como neo artesanos, son fieles ejemplos del cruce entre diseño, tecnología y tradición artística. Seis incubados de los Ateliers de Paris presentaron sus trabajos, que ya fueron editados por tiendas y galerías, así como prototipos en búsqueda de un desarrollo industrial. También se destacó la labor y trayectoria de la británica Ilse Crawford, elegida creadora de la temporada, quien puso en escena un espacio de networking para profesionales de la industria, interioristas, arquitectos y retailers. En el Studio Ilse tuvo lugar la reunión de asociaciones internacionales de decoradores, durante la cual representé a DArA (Diseñadores de Interiores Argentinos Asociados) que además forma parte del jurado que propone los jóvenes talentos latinoamericanos, destacados en la edición americana de Maison & Objet en Miami.

 

Paseos urbanos regidos por el diseño

El Paris Design Week logró en su sexta edición ser un evento cultural de referencia que congrega a los aficionados a través de recorridos en cinco barrios de la ciudad. Muchos de los diseñadores cuyos trabajos para marcas se exponen en la feria, presentan nuevas versiones, prototipos y objetos únicos en los showrooms y galerías. Hay elegantes cocktails en prestigiosas tiendas donde los directores creativos de esas grandes manufacturas ambientaron las nuevas propuestas de su best-sellers y develaron el mueble de la temporada. Patricia Urquiola decoró el flagshipstore de Cassina con los icónicos muebles de Le Corbusier y Charlotte Perriand en nuevos tintes de laca y géneros; se destacaba la silla Ico de Ora Ito, que combina madera y cuero en una sola pieza. Magis, otro pope de la industria, celebró su cuadragésimo aniversario con una instalación de sus sillas y bancos en el hall del Centre Pompidou. Esta dispersión del diseño en lugares públicos llegó hasta los distinguidos salones del emblemático Plaza Athenée, donde los muebles con siluetas de animales poblaron rincones inesperados. Otro hito de la temporada es el slow design, que revaloriza las técnicas y estéticas perfectas de objetos lentamente producidos por artesanos calificados. El artista Olivier Gagnère con sus magnificas piezas de porcelana creadas para la manufactura japonesa de Arita en la Galerie Maeght, los géneros tradicionales provenzales de Les Olivades reinterpretados por Nathalie Du Pasquier en la Galerie Bouvier le Ny y nuestro compatriota Christian Mohaded con sus cuencos de cerdas en la Galerie S. Bensimon, se erigen como fieles representantes de esta tendencia. El savoir-faire de los artesanos encontró un nuevo espacio donde explayar sus mejores ejemplares en el recién inaugurado concept store Empreintes, que cuenta con tres pisos curados con lo mejor del universo artesanal francés. Para ser elegidos, los autores deben haber dibujado y producido manualmente sus obras; también las tienen que haber realizado cien porciento en Francia. A la vera del Sena en el Quai d’Austerlitz, la Cité de la Mode y du Design fue una vez más la sede de la expo Now! Le Off, verdadero semillero de los inventores del mañana que exponen sus primeras realizaciones.

 

La decoración celebrada en los museos

En el Museo de Artes Decorativas ubicado en el Palacio del Louvre se inauguró una retrospectiva sobre el trabajo multifacético del galo Roger Tallon, padre de los interiores de los trenes modernos europeos como el TGV y el Eurostar, pero que también elaboró luminarias, envases y recipientes, gafas, cubiertos y loza. Ese artista humanista dibujó mobiliario, relojes y tipografías que son referentes de la estética moderna de los años 1960-70. Bajo los oros y las boiseries de la antigua Casa de la Moneda de Paris, una decena de interioristas tomaron posesión temporaria de los ambientes para ejercer su arte decorativo y explorar los recursos más rigurosos de la profesión. Cada talento puso en escena una colección. Las esculturas, cerámicas y yesos, los video art y sonidos narran la pasión de sus dueños ilusorios. Esos nexos entre obras de arte, familias de documentos u objetos temáticos se trasladaron a ambientes reales tales como una cocina, una sala de estar, un escritorio que se ven convertidos en gabinetes contemporáneos de curiosidades. Nuevamente el ingenio de la oferta parisina sorprende a los ojos más agudos y convierte a la metrópolis en una fuente de inspiración para un decorador explorador de tendencias que busca enriquecer su estilo.

Decoración 

ECLECTICISMO PARISINO

Vincent Frey celebra los 81 años de la marca que su célebre abuelo Pierre Frey fundó en París. Tanto su abuelo Pierre como su padre Patrick le legaron la pasión […]

Vincent Frey celebra los 81 años de la marca que su célebre abuelo Pierre Frey fundó en París. Tanto su abuelo Pierre como su padre Patrick le legaron la pasión por los textiles y el negocio familiar de modo que hoy Vincent, al mando de la marca, cuenta que siente la misma emoción que la primera vez que visitó la fabrica siendo apenas un niño. Nos cuenta que los proyectos matrimoniales con su mujer Bianca lo hicieron pensar en una casa aun más grande que la que habitaban y así fue como recalaron en este antiguo depósito de la empresa.

La ubicación, ese je ne sais quoi como dicen los franceses, lo llevó a embarcarse durante casi dos años en el reciclaje completo del lugar donde hoy vive junto con Bianca y su hija. Situado en el barrio japonés de París, el loft es un antiguo taller de la Casa Pierre Frey antaño utilizado para cortar tela y más tarde transformado en departamento de archivos. Pierre Frey, también creador de la Casa del Editor de tejido de amueblamiento del mismo nombre, lo compró en los años 50. El edificio data del siglo XVII y hay quien dice que el destacado clérigo, predicador e intelectual francés Jacques Bénigne Bossuet habría vivido ahí. Está compuesto por dos pisos poblados por algunas habitaciones pequeñas con techos bajos. Un gigantesca claraboya, seguramente añadida hace unos cien años, ofrece toda la luz del día.

“Una joven arquitecta, Marika Dru, nos ha ayudado a repensar los volúmenes y los espacios. Hemos querido conservar, en la medida de lo posible, los materiales de origen. Por ejemplo los suelos son muy variados, desde el parquet Louis XIV a los ladrillos de vidrio. Y las tuberías están a la vista así como los radiadores de hierro colado”, explica el matrimonio. Siglos de historia parisina que conjugan en presente esta nueva vida.

 

 

bano-copy
En el baño, bañera antigua con patas, un gran espejo, cortina con estampado de palmeras y silla de diseño italiano.
bano-ii-copy
“El baño fue pensado como un cuarto más. Una pared se reservó para la colección de arte y fotografías y alrededor se ubicaron la bañera y los lavatorios -dos uno para cada uno. Finalmente, la iluminación es protagonista absoluta”, explica Vincent.
cocina-copy
La cocina vista desde dos ángulos. A la izquierda, un lateral de la isla con piso de madera y la consola pintada de blanco en contraste con el piso de madera. A la derecha la barra desde el frente, revestida en un papel de Pierre Frey. En el techo, una esfera aporta más luz.
entrada-cocina-copy
“La cocina es un ambiente muy usado, muchos amigos vienen y cocinamos e interactuamos: está muy bien lograda. Mi mujer es cubana y cocina de maravillas, yo con los años me volví un fanático de los mariscos”. Vincent Frey dixit.
comedor-ii-copy
El comedor es sencillo y hacia él balconea la biblioteca del primer piso. En el piso, azulejos de vidrio originales de la antigua construcción. Sillas y mesa de un Mercado de Pulgas de París. Para el gran ventanal, un doble cortinado con géneros Pierre Frey.
living-ii-copy
En el living, un cuadro de Baselitz comprado en una subasta en Londres. Un cortinado con género rayado de Pierre Frey esconde el LCD al que los propietarios no encuentran decorativo. Por su parte, la alfombra Flower es también un diseño de la firma Pierre Frey y los muebles fueron heredados. Revistas de decoración sostienen el vidrio que oficia como mesa de frente.
pieza-guagua-copy
El cuarto infantil tiene mucho estilo y elegancia con detalles atípicos para una habitación de niños: cuna moderna, un óleo de 130 años comprado en el Mercado de Pulgas, colección de valijas antiguas con flores. Los géneros de las cortinas y el sillón son de Pierre Frey.
pieza-principal-copy
El dormitorio principal ofrece una armonía muy especial con paredes enteladas en composé con las cortinas y el cubre sommier. Las mesas de luz son modernas y funcionales; acompañan un cuadro de Helmut Dorner y una silla italiana.
segundo-piso-copy
La biblioteca ocupa un lugar de privilegio en la casa: un ambiente central con un hueco en el medio presidido por tres esferas de luz. Los muebles son muy modernos y aparecen acompañados por una alfombra especial y sillones en verde manzana. De este modo los propietarios lograron la privacidad que deseaban para este espacio y, a la vez, que este balconease hacia los demás ambientes. “Además, está cerca de los cuartos. Imposible no usarla”, dicen.

vincent-y-senora-copy vista-general-copy

Arte  Diseño  Entrevistas 

#MeEncanta de Juan Carlos Pallarols

Elegido por monarcas, sultanes y presidentes, Juan Carlos Pallarols, reconocido platero y orfebre, nos premia con una selección de objetos (y sabores) en un recorrido colmado de humor por San Telmo, su lugar en el mundo. Un maestro.

Anillos de plata 925, cincelados y realizados totalmente a mano; y dos frentes de madera encastrada, patinada y craquelada con incrustación en bronce.”Mi hija y aprendiz que hace algunos años trabaja un linea diferente a la mía- elementos mas dedicados a a mujer, pero utilizando las herramientas que le di para crecer y crear. Me encanta, me sorprende. Hace lo que le gusta, y lo hace bien”.
Panes de fermentación natural y larga, materias primas de primera calidad y rigor en cada etapa de la elaboración. “La nueva panadería francesa es una visión, una total fiesta para mis sentidos. Sus productos, puestos en escena, son como un cuadro de Velázquez. Esos panes decoran de manera exquisita y efímera ¡y son un atentado a mi salud!” Panadería Merci! Carlos Calvo 455
Gran bañadera italiana en mármol de carrara, tallada en un solo bloque. Mediados de siglo XIX “Me pareció espectacular como objeto decorativo. Magnética, estuve tentado de meterme adentro”.
img_3317
Vidrio Le Verre Francés, diseñado por Charles Schneider. Grabado al ácido de 1920. “Una pieza de cristal muy bonita, que me impactó por su mezcla de colores y composición”.

img_3268