Decoración 

#TBT: Un Siglo de Decoración

Solo algunas personas son testigo de la revolución que trae al mundo un cambio de siglo. Los que lo ven, lo hacen una única vez en su vida. Vivido, narrado […]

Solo algunas personas son testigo de la revolución que trae al mundo un cambio de siglo. Los que lo ven, lo hacen una única vez en su vida. Vivido, narrado o leído, el último siglo quedará sellado en la historia de la humanidad con el signo positivo de sus conquistas: el florecimiento de la industria, el espectacular avance científico y tecnológico, el logro de la igualdad de derechos para hombres y mujeres, el deslumbrante achicamiento de las distancias, la cruzada espacial, el conocimiento de los vericuetos del mundo interno. Pero también será recordado por sus hechos de barbarie -anacrónicos aunque de una violencia sin precedentes-:las guerras mundiales, el racismo, la mala utilización de recursos valiosos de toda la naturaleza, las aberraciones contra la supervivencia del planeta, la inteligencia para la destrucción, la paradójica incomunicación.

Así discurrió el siglo, en este magma de teorías y de prácticas, de ciudades que se hermanaron en la corriente virtual y de pueblos que se cayeron de los mapas pero que todavía son visitados por personas a la búsqueda de evasión en pretéritos más perfectos. Y con él ha fluido el río de la cultura, manifestación del paso de los hombres por el universo, con circuitos en permanente retroalimentación e ideas que se convierten en invenciones y en políticas, modifican la realidad y a su vez generan sus  mil y un representaciones en un juego de espejos impiadoso y eterno.

Una dinámica sin pausa, con leyes propias y cambiantes, la del mundo que en este siglo aceleró sus procesos y aprendió a reflexionar sobre si en tiempo real.

Algo de eso hay en esta exposición : Una reflexión sobre cómo las personas fueron eligiendo vivir a lo largo de los últimos cien años, a partir de una mirada sobre esa particular forma de la cultura que son las artes decorativas, directamente imbricadas en la esfera estética pero también determinadas por la evolución industrial, la psicología, la economía, la moda. Porque nada en este mundo de múltiples conexiones puede sustraerse de lo demás. Situamos este entramado complejo en la compleja República Argentina , tierra de horizonte vasto, de añoranza azul, de tradiciones acalladas y de otras cantadas con orgullo. Lugar de mezcla y retazos y desvíos y esperanzas y esa invariable libertad de combinaciones que constituye la esencia de lo argentino. Con usted, un siglo de decoración.

Texto: Sol Dellepiane

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $2500 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER