Arte 

Marta Minujín: Artista se Nace 

Es la artista pop más reconocida de la Argentina. Su obra es original, una explosión de colores con la que la gente se siente naturalmente atraída. Sin embargo, algo cambió […]

Es la artista pop más reconocida de la Argentina. Su obra es original, una explosión de colores con la que la gente se siente naturalmente atraída. Sin embargo, algo cambió para Minujín con el comienzo de la pandemia. De repente ya no podía hacer sus habituales viajes por el mundo para presentar su obra y le costaba llegar a su taller, lo que la hizo adentrarse al mundo de las noticias. Así nació Pandemia, su primer trabajo en blanco, negro y gris. Una obra, que asegura que sino fuera por la extrema situación que estamos atravesando consecuencia del COVID, no hubiera realizado jamás. Además nos adelantó que ya está trabajando en Vacunación, lo que será su próxima obra que recién estará lista el año que viene, y en la predominarán los tonos azules por el color de las batas de los médicos.

+Cuando haces obra, ¿enseguida pensás en la exhibición? 

No, para nada. Todos mis cuadros eran fluorescentes, con proyecciones, nada que ver con Pandemia. Entonces pensé en hacer un cuadro negro, en un tamaño mucho más chico de lo que suelen ser mis obras, toda una hazaña. Además, mis seguidores de Instagram también formaron parte, ellos me acompañaron. Cuando avance con la segunda parte, también van a colaborar. Pero trabajo así, lo que sale, sale.

+¿La pandemia te cambió?

Me cambió todo la pandemia. Ya desde el punto que cambié el color con el que usualmente trabajo. Ahora es una obra fabulosa porque se le proyecta movimiento y puede estar en cualquier museo del mundo. Además cuando comenzó todo esto, me costaba conseguir bastidores y me daba miedo ir manejando sola hasta el taller. 

+¿En algún momento paras de crear?

Jamás. Ni a la mañana, ni a la tarde, ni a la noche.

Actualmente en la ciudad de Buenos Aires, Pandemia, que se exhibe en el Museo de Bellas Artes, no es su única obra en exposición. También podemos ver Implosión!, que se exhibe en el edificio corporativo del Banco Santander en Barracas, que inauguró los primeros días del mes de abril.

+¿El artista nace o se hace? 

El artista nace. Yo a los diez años ya daba la vida por el arte, no quería estudiar. Después me anoté en Bellas Artes, estudié cuatro años y abandoné. Ahí me fui a vivir a Paris. Siempre estuve vinculada al arte, siempre estuve creando. Nunca paré, por eso hago pinturas, hago esculturas, hago obras chicas, hago obras grandes. No paro.

+¿Tenés algún material con el que preferís trabajar? 

No, me gusta trabajar con todos. Pero sobre todo con libros, me gusta mucho trabajar con ellos. Además, es una proeza conseguirlos, después hacer que la gente se los lleve. Hay que desarmar esas obras gigantescas. 

+¿Crees que el arte cambió a partir de la pandemia? 

No va a cambiar porque los artistas viven encerrados en su propio mundo, pero seguramente surgirán cosas a posteriori que serán consecuencia de la pandemia. 

+¿Volvés al ruedo post-vacuna?

Sí, claro. Espero poder ir a Inglaterra en julio de este año, si recibo la segunda dosis de la vacuna.

+¿Cómo es tu conexión con tus admiradores? 

Tengo una conexión muy buena porque me acompañan mientras hago la obra, yo filmo un video creando y van viendo cómo va avanzando.

+Con las redes encontraste una nueva forma de comunicarte

Sí, y tengo muchísimos seguidores. Inclusive algunos fanáticos que me gritan, me quieren abrazar, sacar el barbijo para la foto. No puedo entrar a una tienda a comprar nada porque termino no comprando. 

+Para un artista eso es algo muy poco frecuente

Siempre fui popular. Desde que tengo 23 años acá en Buenos Aires mis obras siempre llamaron mucho la atención. Mi arte es de participación, lo creo y la gente termina llevándose parte de la obra. Como sucedió con los pan dulces del Obelisco en Plaza Italia.

+¿Tenés algo que te desenchufa? 

La música. Bailo sola a la mañana, a la noche, bailo todo el tiempo. Me desconecto mucho sobre todo con el rock. También me gusta mucho hacer gimnasia, hago 30 minutos todos los días, me hace bien a la cabeza. Por eso me puedo mover a la edad que tengo como me muevo: puedo correr, subir y bajar. La constancia es lo importante y cuando no lo hago me siento rara

+Hay algún trabajo al que le decís que no? 

No hago nada de lo que me ofrecen. Muchos me han dicho, “hace una escenografía para el Colón”, pero yo no puedo hacer nada a pedido. Lo que sale, sale. Yo lo invento y lo propongo, pero nunca nadie me puede decir “hace un Obelisco de pan dulce”, porque ni siquiera se lo imaginan. Yo lo propongo. Cómo, no sé, pero logro hacerlo. 

+Una vez que haces la obra y la dejas ir, ¿no te genera algún sentimiento?

No, porque mi arte es efímero, y lo planteo como tal. Tiene que desaparecer. 

Texto: Jimena Sampataro.

Fotos: Cortesía Marta Minujín Archivos.

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $2500 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER