Entrevistas 

INQUIETA DOLORES

Texto: Sonia Diradourian Retrato: Emma Livingston La casa en la que creció fue un espacio de libertad y de un profundo interés artístico; la moda, una de sus pasiones iniciales. […]

Texto: Sonia Diradourian

Retrato: Emma Livingston

La casa en la que creció fue un espacio de libertad y de un profundo interés artístico; la moda, una de sus pasiones iniciales. Su primer matrimonio la llevó a Europa a los 22 años. El destino: Ginebra, donde comenzó a trabajar en una boutique que resultó ser la mejor de la ciudad en aquel entonces. “En Buenos Aires tenía muy poca noción de lo que pasaba en el resto del mundo y me encontré con un mundo fascinante, mucho más increíble de lo que imaginaba”. Sus días pasaban entre prendas de Yves Saint Laurent, de Emanuel Ungaro, de Karl Lagerfeld que diseñaba para Chloé y de dos jóvenes diseñadores que empezaban a pisar fuerte en el mundo de la moda: Giorgio Armani y Gianni Versace. Se convirtió en la mano derecha de la dueña del negocio y lo acompañaba a París, a Roma y a Milán para comprar las colecciones. De regreso en Argentina, comenzó a trabajar para distintas revistas y marcas de ropa. A fines de los `90 notó un cambio interesante en nuestro diseño e impulsó al Gobierno de la Ciudad a que apoyase la moda argentina. Así fue que se creó un proyecto que llevó al mundo el trabajo de diseñadores locales y que, a su vez, traía talentos del exterior a Buenos Aires en un fructífe­ro intercambio. Benito Férnandez, Walter Moszel, Jazmín Chebar, Marcelo Senra y Laura Valenzuela, entre otros, cruzaron caminos con diseñadores como Isabelle Marant y Christophe Lemaire. Luego, en 2001, llegó PuroDiseño, que surgió de su afán por reunir a todas las disciplinas del diseño en un mismo espacio y ponerlas en valor: “Lo hice durante cinco años y fue una experiencia muy linda, una de las más gratificantes”. Hoy por hoy reparte su tiempo entre el trabajo editorial, las campañas gráficas, el asesoramiento y la decoración -en nuestra revista es colaboradora siempre invitada y prestó su aseso­ramiento en la última edición de la Feria D&D-. Dolores empieza a plantearse un retiro para dentro de unos años que, como no podía ser de otra manera, no estará exento de proyectos.

SUSCRÍBASE A D&D

Por solo $960 anuales reciba la revista D&D en su domicilio y obtenga la tarjeta de beneficios exclusivos Club D&D.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER